¿Cuál es tu actitud hacia el riesgo financiero?

Por Alfonso | Piensa Como Rico

Oct 08
riesgo financiero

Una de las invaluables lecciones que uno aprende de los errores es cómo manejar el riesgo financiero.

Les guste o no, el riesgo financiero es parte de invertir. Ya sea que inviertas en acciones de una empresa, en bienes raíces o en tu propio negocio. Cualquiera que haya hecho una fortuna desde cero se ha sentido en la orilla del precipicio en alguna etapa del proceso. Si tu vas a ser rico, en algún momento vas a tener que acercarte a la orilla del precipicio también. Pero eso no quiere decir que tengas que saltar. Es posible hacer inversiones con altas tasas de retorno con un bajo riesgo financiero. Y puedes aprender cómo hacerlo.

Como se ha comentado, mucha gente confía en el gobierno o en la compañía donde trabaja para eliminar el riesgo financiero de sus vidas. Juegan a la segura en sus trabajos. Compran casas y autos, y si no tienen pensiones, ponen un poco de dinero mensualmente para sus planes de retiro.

¿Qué es lo que está mal con este escenario?

Todo. En la actualidad, más y más gente se está graduando con buenas calificaciones y mayores especialidades. Pero cada vez existen menos y menos trabajos seguros con prestaciones. Trabajar para alguien más crea la ilusión de seguridad. Pero esto es más riesgoso que invertir o empezar tu propio negocio.

Conforme vayas estudiando y adquiriendo educación financiera te darás cuenta que invertir no es un juego de apuestas o de corazonadas. Invertir es un plan. Una vez que tengas tu plan para hacerte rico, ya sea invirtiendo o creando tu propio negocio o ambos, te darás cuenta de que tus ideas sobre lo que es riesgoso y lo que no lo es habrán cambiado.

Auto evaluación del riesgo financiero

Antes de que alcances ese punto, es de ayuda que tengas una idea de tu tolerancia hacia el riesgo en general. No importa lo que hagas en tu vida financiera, siempre existirá el riesgo de perder dinero. ¿Cómo te sientes ante esta posibilidad?

Las siguientes preguntas intentan sacar tus pensamientos sobre tu actitud hacia el riesgo:

  • ¿Te aburres fácilmente? ¿Estás constantemente buscando nuevos retos, o te gusta quedarte con lo que sabes?
  • ¿Tienes confianza de que puedes manejar lo que venga, o tiendes a preocuparte?
  • Cuando pierdes algo valioso, te sientes ansioso y obsesivo, o eres capaz de aceptar la pérdida y seguir adelante?
  • ¿Con qué facilidad puedes delegar asuntos importantes a otros? ¿Confías en los expertos para que actúen en tu nombre, o prefieres hacerlo todo tú mismo?

Mientras más educación financiera tengas, menor riesgo financiero enfrentarás. En tu camino hacia la libertad financiera algo de riesgo es inevitable, pero si te mantienes con la cabeza fría y mejoras tu educación financiera, lo puedes manejar.

>