24 junio

13 consejos para eliminar las compras compulsivas

0  comENTARIOS

Tu día comienza inocentemente.

Normalmente te preparas una taza de café en casa, pero ya se te hizo tarde. Así que pasas a un Starbucks en el camino por un café para llevar de $5 dólares.

Después de un día agotador en el trabajo, pasas por una tienda de telefonía para reemplazar tu teléfono celular por uno que le traías ganas desde hace ya unos meses. El nuevo teléfono es una compra que ya habías presupuestado, pero no tenías planeando la elegante funda de $40 dólares que era perfecta para tu nuevo celular.

En el camino a tu automóvil, te encuentras con un grupo de niños y niñas que venden galletas para recaudar fondos en su escuela. Sus caritas lindas y persuasivas te hacen sacar tu cartera para comprar una caja $4 dólares.

En el camino a casa te encuentras con tráfico inesperado, y te toma el doble de tiempo. En este punto, estás cansado y hambriento, y los tres restaurantes de comida rápida que pasaste te están llamando. Tienes comida en casa, pero no tienes ganas de cocinar, y las galletas que acabas de comprar no son suficientes para la cena. Te diriges al próximo drive-through y pides una comida de $7 dólares.

Sin darte cuenta, has gastado $56 dólares en el transcurso del día en compras compulsivas.

More...

Las compras compulsivas son el hábito de hacer compras aleatorias, no planificadas e innecesarias que consumen tus ahorros potenciales.

Le pasa a todo mundo.

Los vendedores minoristas están capacitados en tácticas de ventas que influyen en nuestro impulso de comprar.

Nuestras personalidades y estados de ánimo también pueden conducir a compras compulsivas.

En un artículo en Psychology Today, el psicólogo Ian Zimmerman dijo que las compras compulsivas a menudo están relacionadas con la ansiedad, la infelicidad y el deseo de aceptación social.

Sin importar cuál sea su desencadenante, es importante estar más consciente de tus hábitos de gasto. Pero aún más importante es tenerlos bajo control.

A continuación te mostramos 13 formas para detener tus compras compulsivas.

Cómo detener las compras compulsivas

¿Te encuentras abrumado por gastos frívolos? Aquí hay algunos consejos prácticos que puedes poner en práctica para mantener más dinero en tu cartera.

Cambia tu mentalidad sobre el gasto

Cambiar tu forma de pensar puede quitarte el hábito de comprar por impulso. Tómate un momento para considerar en qué estás gastando dinero y por qué.

compras por diversion

1. Evita comprar por diversión

Muchas personas tratan las compras como un pasatiempo o algo que hacer para pasar el tiempo los fines de semana.

Otros usan las compras como una cura para el mal humor. Pero recurrir a las compras para brindarte alegría te hace más vulnerable al gasto impulsivo.

En cambio, encuentra actividades para llenar ese vacío:

  • Haz un picnic en el parque
  • Da un paseo
  • Llama a un amigo
  • Haz ejercicio o medita

No tienes que gastar dinero para sentirte bien.

2. Pregúntate si vale la pena

Antes de buscar tu tarjeta de débito (o presionar el botón de compra si estás comprando en línea), hazte una pequeña pregunta: ¿Vale la pena? Incluso puedes pegarle una nota a tu tarjeta de crédito con esa pregunta.

Si es una revista de $3 dólares que evitará que te aburras en un vuelo, entonces tal vez esa respuesta sea sí. Si se trata de un par de zapatos que cuestan lo que ganas en un día, entonces mejor es que lo regreses al mostrador.

3. Mantén tus objetivos en mente

Tener presentes tus objetivos puede ayudarte a detener las compras compulsivas.

Si tienes en mente que quieres salir de deudas en 12 meses, es posible que no estés tan dispuesto a comprar esa camisa de $15 dólares.

Deja de comprar en tu tienda favorita

Las tiendas que frecuentas tienen equipos enteros de gente que trabajan para atraerte a la tienda y hacerte comprar, a través del marketing, la colocación de los productos y otras estrategias inteligentes.

Si estás tratando de ahorrar dinero, lucha contra la tentación.

tienda favorita

4. Compra con tu amigo(a) de responsabilidad financiera

Un amigo o familiar que conoce tus dificultades y objetivos financieros es la persona perfecta para ir contigo cuando vayas de compras.

Tu compañero de responsabilidad financiera te puede ayudar a eliminar tu tendencia a gastar más de lo necesario. Solo asegúrate de que sea alguien que no tenga miedo de hablar en nombre de tu presupuesto.

5. Lleva una cantidad limitada de efectivo

Usar el sistema de sobres de dinero es excelente, pero cargar un gran fajo de dinero en lugar de usar tus tarjetas de crédito no evitará que cedas a las compras compulsivas.

Si solo tienes efectivo, planifica tus compras por adelantado y toma la cantidad de dinero que necesitarás para esa salida de compras.

6. Mantén las tarjetas de crédito fuera de tu alcance

El uso de tu tarjeta de crédito para compras compulsivas solo agrega un costo adicional, en forma de intereses, a algo que no necesitabas comprar en primer lugar.

Literalmente, podrías congelar tus tarjetas en un bloque de hielo, triturarlas en pedazos o simplemente mantenerlas escondidas en tu casa. No lleves las tarjetas de crédito en tu cartera para evitar el fácil acceso a las compras compulsivas.

Compras en línea

No permitas que la conveniencia de las compras en línea obtenga su cometido. Ignora el encanto.

tienda en linea

7. Date de baja de los sitios web donde compras

Las tiendas en línea buscan que la compra sea tan simple como hacer clic en un botón. Ofrecen guardar la información de tu tarjeta de débito o crédito para que no tengas que sacar tu tarjeta y escribir un montón de números cada vez.

Sin embargo, si estás tratando de detener las compras compulsivas, tener que dar ese paso adicional te da más tiempo para reconsiderar tus compras. Elimina tu información financiera de los sitios en línea para evitar que las compras compulsivas sea tan fácil.

8. Configura el control parental en tus dispositivos

No tienes que tener hijos para encontrar el beneficio en la configuración del control parental. Bloquea tus tiendas en línea favoritas o configura restricciones de compra para la App Store o Google Play.

Claro, conocerás el código para saltarte los controles parentales, pero tener esa barrera de seguridad adicional te podría disuadir de las compras compulsivas.

9. Date de baja de correos electrónicos o alertas de texto

La tentación de las ofertas. Ese correo electrónico con un 30% de descuento en todo el calzado que acaba de aparecer en tu bandeja de entrada te hace soñar con nuevos zapatos, a pesar de que ya tienes varios pares.

Evita la trampa al darte de baja de listas de correo electrónico o alertas de texto de tiendas, restaurantes o negocios que sabes que serán difíciles de resistir. Siempre habrá otra promoción.

Pro tip

Aprovecha las ofertas cuando la compra tenga sentido para tu presupuesto, no solo por miedo a perderla.

Consejos adicionales para detener las compras compulsivas

Cuando gastas tu dinero intencionalmente y no impulsivamente, es probable que tengas más para ahorrar. Aquí hay más ayuda para resistir las compras compulsivas.

relojes de pared

10. Date tiempo antes de decidirte a comprar

Ese sentimiento de tenerlo ya es lo que nos lleva a muchos de nosotros a comprar cosas por impulso. Pero hacer una pausa es a menudo todo lo que se necesita para darnos cuenta de que lo que anhelamos no es algo que realmente tengamos que tener.

Algunas personas implementan una regla de 30 días. Atrasan una compra por alrededor de un mes. Pero realmente puedes darte cualquier otro período de tiempo que creas conveniente.

Pro tip

Cuando compres en línea, usa la extensión Icebox de Google Chrome, que te impide realizar compras en línea inmediatas, lo que te da tiempo para reconsiderar cómo gastas tu dinero.

11. Dale seguimiento a tu gasto diario

No esperes hasta fin de mes para analizar tus gastos y ver si todo coincide con la cantidad que dijiste que gastarías en tu presupuesto.

Cuando tomas nota de lo que gastas cada día, esas compras compulsivas innecesarias sobresalen como un dolor de muela.

12. No hagas que tu presupuesto sea demasiado restrictivo

A menos que tengas la auto disciplina de un monje tibetano, habrá momentos en los que quieras disfrutar un poco. ¿Un presupuesto que solo cubre los elementos básicos de la vida? No es divertido.

Agrega espacio en tu presupuesto para gastos discrecionales, también conocido como "dinero divertido". De esa manera puedes hacer esas compras al azar sin sentirte culpable.

13. Haz un inventario de lo que tienes

¿Conoces esa taza de café con el ingenioso dicho que acabas de comprar? Terminará en el armario de la cocina junto con una docena de otros similares que ya posees. El café es vida, pero cuando puedes llenar un lavavajillas entero solo con tazas, debes comenzar a decir "no" a más.

Hacer un inventario de lo que ya tienes en casa, ya sea ropa, zapatos, libros o vajilla, puede ayudarte a poner las cosas en la perspectiva correcta cuando algo atractivo llama tu atención mientras compras.

Cuando las compras compulsivas se convierten en un problema mayor

Perder nuestros ahorros potenciales debido a las compras compulsivas no nos deja una buena sensación, pero algunas compras esporádicas de vez en cuando no son el fin del mundo.

Sin embargo, si los malos hábitos de compra parecen estar más allá de tu control o se están volviendo perjudiciales para tu vida financiera, relaciones o sensación general de bienestar, entonces debes buscar ayuda profesional.

Un terapeuta podría ayudarte a controlar el comportamiento impulsivo. También existen grupos de ayuda que ofrecen apoyo a aquellos cuyos hábitos de compra los llevan a una deuda inmanejable.


También te puede interesar

5 formas comprobadas para lograr seguridad financiera

Cómo hacer un presupuesto familiar

Fondo de ahorro para emergencias. Qué es y por qué es importante

Cómo hacer un presupuesto viviendo de propinas

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete a nuestro boletín ahora!

>