4 octubre

Debo mucho dinero y no tengo para pagar

0  comENTARIOS

Al principio, los pagos con tarjeta de crédito no parecían un gran problema. Unos pesos aquí, unos pesos allá, hasta que me di cuento que debo mucho dinero y no tengo para pagar.

No presté atención a los intereses ni al saldo.

Y fue hasta que sumé otros gastos:

  • Pagos de préstamos personales
  • Una visita inesperada a urgencias en el hospital
  • Reparaciones en la casa

Que me di cuenta de que me he quedado sin dinero y estoy sentado sobre una montaña de deudas.

Pero eso no es lo peor todavía, hay cuentas que pagar y no tengo suficiente dinero para cubrirlas.

More...

Entonces, ¿qué hago cuando debo mucho dinero y no tengo para pagar?

1. Cubre tus necesidades básicas

Cuando los acreedores te empiezan a buscar (llamadas telefónicas, correos electrónicos, mensajes de texto, correo postal), es fácil que te sientas intimidado.

La mayoría de las veces, intentarán convencerte de que pagarles es más importante que quedarte sin comer.

Escucha atentamente

Lo más importante que puedes hacer es cubrir tus necesidades básicas, y en este orden:

  1. 1
    Comida
  2. 2
    Servicios básicos
  3. 3
    Casa
  4. 4
    Transporte

Antes de gastar un centavo más pagando deudas, asegúrate de primero cuidarte a ti mismo y a tu familia.

Eso significa que necesitas comida en el refrigerador, luz, gas y agua, un techo sobre tu cabeza y una forma de ir y venir del trabajo todos los días.

2. Crea un presupuesto

Se lo que probablemente estés pensando: ¿Qué sentido tiene un presupuesto cuando debo mucho dinero y no tengo para pagar?

Confía

Cuando haces un presupuesto, estás haciendo un inventario del dinero que ingresa y te dice exactamente a dónde se va. Esto es extremadamente útil cuando te preguntas cómo llegar a fin de mes.

Con un presupuesto de base cero y más deuda que ingresos, es posible que veas muchos números rojos por un tiempo. Pero no te preocupes. Apégate a tu presupuesto, elimina los gastos adicionales y verás cómo alcanzarás esos hermosos números negros en poco tiempo.

3. Mantente al corriente con tus pagos

Eso significa que necesitas algo de dinero extra, ¡y rápido!

Ya sea que eso signifique que obtengas un segundo o tercer trabajo, comiences un negocio casero haciendo pasteles o vendas esa elegante vajilla de porcelana que nunca has sacado de la caja.

No te preocupes, hay muchas cosas que puedes hacer para llegar a fin de mes:

  • Vende tu automóvil y adquiere uno usado barato pero confiable
  • Haz la venta de garage más grande de tu colonia
  • No pongas un pie dentro de un restaurante a menos que trabajes allí
  • Consigue un segundo empleo
  • Considera reducir el tamaño de tu casa para que puedas hacer pagos más cómodos
  • Cambia tu plan de teléfono celular a un servicio de prepago y usa tu teléfono solo para emergencias
  • Consigue un compañero y comparte los gastos de la casa
  • Y no importa si son $5 o $500, cualquier dinero extra que ganes debe destinarse a pagar tus facturas vencidas

¡Siempre tienes opciones!

4. Paga a tus acreedores su parte justa

Cuando no puedes pagar tus cuentas, necesitas un plan.

Y cuando se trata de lidiar con los acreedores, nos gusta usar lo que se llama "prorrata". . . o "participación justa".

Esto significa que le darás a cada uno de tus acreedores su parte justa del dinero que te queda después de haber pagado lo esencial.

A continuación, se muestra un ejemplo de cómo funciona:

Paso 1

Escribe lo que ganas

Paso 2

Lista cuánto gastas en necesidades (no incluyas deuda)

Paso 3

Resta estos gastos de tu ingreso

Necesidades = Comida, luz/gas/agua, renta/hipoteca, transportación

Ingreso = $20,000

- Gastos = $17,000


Ingreso disponible = $3,000

En este caso, te quedan $3,000 para pagar a tus acreedores. Este es el dinero disponible que tienes para pagarle a tus acreedores.

Una vez que sepas cuánto dinero puedes pagar en deudas, debes calcular la prorrata. Esta parte es un poco más complicada, pero no te preocupes. Así es como se calcula:

Paso 4

Escribe el nombre y el pago mínimo mensual que debes hacer en cada una de tus deudas

Tarjeta de crédito = $3,500

+ Préstamo automóvil = $5,000

Tienda departamental = $1,500


Total = $10,000

Paso 5

Divide el total de cada deuda entre el total de las deudas que tendrías que pagar cada mes

Tarjeta = $3,500/$10,000 = 35%

+ Automóvil = $5,000/$10,000 = 50%

Tienda = $1,500/$10,000 = 15%


Total = 100%

Paso 6

Multiplica el porcentaje de cada deuda por tu dinero disponible. La cantidad que obtengas será el pago justo a cada acreedor

Tarjeta = 0.35 $3,000 = $1,050

+ Automóvil = 0.50 $3,000 = $1,500

Tienda = 0.15 $3,000 = $450


Total = $3,000

Paso 7

El número que obtengas es la cantidad que puedes pagar de manera justa a cada acreedor

Tarjeta

$1,050

Automóvil

$1,500

Tienda

$450

Recuerda, el plan prorrateado es solo una solución a corto plazo.

Simplemente te da suficiente espacio para respirar para hacer cambios para mejorar.

Pero aquí está la cuestión

No saldrás de deudas de esta manera. Sin embargo, hacer pagos mensuales a cada acreedor es muy útil a largo plazo.

5. Realiza tus pagos

Ahora que has decidido a quién pagar (y cuánto pagarles), es hora de hacer tus pagos.

Haz copias de tus cálculos, incluidos tus ingresos, gastos, ingresos disponibles y los cálculos que hiciste para dar a cada acreedor su parte justa. No olvides enviar esta información a cada acreedor todos los meses que hagas tus pagos.

A esos acreedores no les gustará recibir menos del pago mínimo, pero si no dejas de pagar todos los meses, probablemente terminarán aceptando tu propuesta. Preferible algo a nada.

Esto no significa que dejarán de llamarte e intimidarte para que les pagues más dinero, pero no dejes que eso te desvíe del rumbo.

No querrás que los nervios te traicionen y prometas algo que después no te permita cubrir los gastos de comida para tu familia o te quedes sin luz a medio mes.

Y nunca, nunca le des a un acreedor acceso a tu cuenta bancaria para que realice el cobro automático cada mes. Te limpiarán, incluso si dicen que no lo harán. Y si ya tienes domiciliados algunos pagos cancela esa opción cuanto antes.

¿Y ahora qué?

Es hora de alejarse de ese miedo paralizante causado por no tener suficiente dinero para pagar nuestras cuentas mensuales y empezar a tomar las riendas de nuestra situación financiera.

La deuda te tiene encadenado a tu pasado, por lo que es hora de comenzar a atacarla con todo lo que tienes.

Dale un golpe a la deuda tan fuerte como puedas para hacerla salir y mantenerla fuera de tu vida.

¿Cómo?

Cambiando tu comportamiento (y tu actitud). Suponemos que, a estas alturas, estás harto y cansado de vivir al día.

Aquí es donde esta metodología para salir de deudas te será útil:

  1. 1
    Enumera tus deudas de menor a mayor, independientemente de la tasa de interés. Realiza los pagos mínimos en todas las deudas menos en la más pequeña.
  2. 2
    Ataca la deuda más pequeña con fuerza, pagando lo más que puedas, no sólo el mínimo. Una vez que hayas liquidado esa deuda, toma ese pago (y cualquier dinero extra que puedas sacar del presupuesto) y aplícalo a la segunda deuda más pequeña mientras continúas haciendo pagos mínimos al resto.
  3. 3
    Una vez que hayas liquidado la segunda deuda más pequeña, toma ese pago y aplícalo a la siguiente deuda más pequeña. Cuanto más pagues, más crecerá tu dinero disponible y será asignado a la próxima deuda, como una bola de nieve rodando cuesta abajo.

Repite este método mientras liquidas todas tus deudas, excepto tu hipoteca si es que tienes una.

Muy pronto estarás libre de deudas y listo para comenzar a vivir la vida que te robaron las deudas.

Recuerda, no querrás volver a endeudarte nunca más, así que haz lo que sea necesario para decirle adiós para siempre.

Solo imagina la vida que vivirás cuando estés libre de deudas.

Déjanos un comentario acá abajo y cuéntanos cuál es tu situación con la deuda.


También te puede interesar

¿Cuánto dinero necesito para jubilarme?

7 pasos para dejar de vivir al día

Educacion financiera es la clave de la riqueza

El cuadrante del flujo de dinero

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestro boletín ahora!

Únete a las miles de personas que tomaron control de su vida. Da el primer paso y empieza a mejorar tus finanzas personales ahora. ¡No dejes que el dinero controle tu vida!

>