19 julio

Cómo hacer un presupuesto viviendo de propinas

0  comENTARIOS

Hacer un presupuesto viviendo de propinas puede ser difícil.

Cuando llegas a casa con dinero en efectivo todos los días, pareciera que tu bolsillo tiene un agujero. Además de un día para otro, no tienes idea de cuánto vas a ganar.

Un día puedes ganar nada y otro lo inesperado.

More...

Tengo un amigo que depende absolutamente de que algún grupo de personas ocasional, dependiendo de su estado de ánimo, dejen varios cientos en propina.

Hay días que apenas y saca para pagar el transporte para ir a trabajar.

Con esas fluctuaciones salariales, puede parecer casi imposible establecer un presupuesto.

Con los años, se han desarrollado varias estrategias para evitar esta montaña rusa financiera y puedas llevar una vida de mayor estabilidad económica.

Aquí te mostramos cómo ahorrar dinero cuando eres mesero o cantinero, y dependes de las propinas.

Cómo hacer un presupuesto viviendo de propinas

Primero, comienza a hacer un seguimiento de tus ingresos. Tienes que saber dónde estás parado.

Dale seguimiento a cada peso que realmente ganas.

Después de repartir propinas con tus compañeros (pero antes de que te eches unos tragos acabando tu jornada), regístralo en un diario u hoja de cálculo después de cada turno.

Totaliza tus ingresos durante 10 semanas. Luego calcula tu ingreso semanal promedio. Este proceso ayuda a suavizar las diferencias entre turnos individuales.

Si sigues trabajando el tiempo suficiente, saca el promedio cada 10 semanas y compáralo con las primeras 10 semanas para ver cuánto varía tu ingreso. Ahora podrás determinar un margen de error para tu presupuesto.

Elige el promedio más bajo y toma esa cantidad como base para tu presupuesto, solo para estar seguro.

Ahorra creativamente

Mientras recopilas estos datos, puedes comenzar a ahorrar y hacer un presupuesto para principiantes.

Muchas personas en el negocio de servicios hacen algo como esto:

Inmediatamente separa el 10-15% de lo que ganas cada turno

Hacer esto ayuda con los impuestos, aparta aún más si puedes.

Como el salario de la mayoría de los meseros y cantineros es mínimo y se complementa con las propinas, a menudo sucede que terminan con un saldo en contra cuando realizan la declaración anual de impuestos.

Comienza a planificar y a ahorrar ahora para no tener que vender tu automóvil (o vivir en él) más adelante.

Deposita en el banco los billetes de alta denominación

Diferentes personas eligen diferentes denominaciones.

Pero por ejemplo, puedes depositar los billetes de $500, $200 y $100 y además de también usarlos para pagar el alquiler, comprar comestibles y otras necesidades.

De esta manera, usarás la mayoría de tus ganancias para crear tu cuenta corriente y cubrir los gastos fijos.

Paga todos los gastos diarios en efectivo

Puedes sentir más el impacto en tu billetera cuando usas efectivo que cuando simplemente pasas tu tarjeta de crédito.

Utiliza los billetes de $50 y $20 para la mayoría de las compras.

Cuando pagues en efectivo, nunca uses el cambio

Siempre guarda tu cambio y ponlo en un frasco o en una alcancía.

Esto es como la versión de “redondear los centavos”, pero en esta ocasión el beneficio es para ti.

Todas las monedas suman y rápidamente podrás juntar una cantidad considerable.

Incluso puede ser el inicio de tu fondo de emergencia que te salvará cuando tengas gastos inesperados.

O lo puedes utilizar como un ahorro para un viaje o algún otro gasto que quieras darte el gusto.

Consejo

A medida que guardas el cambio, ponte atento a monedas que pudieran tener algún valor por ser coleccionables.

Si puedes costearlo, guarda todos tus veintes

Miguel Briseño, un mesero y cantinero en la ciudad de México, guarda cada billete de $20 pesos que recibe en un gran recipiente de proteína en polvo vacío.

Esto le ayuda a ahorrar aún más rápido que el frasco de monedas.

“Me gusta guardar las monedas para crear mi fondo de viajes o diversión y guardar los billetes de $20 para crear mi cuenta de ahorros.”

Averigua qué sistema funciona mejor para ti.

Ahorra para algo específico usando una botella de vino

Alana Ramírez, una ex anfitriona y mesera también en la ciudad de México, ahorró para un viaje a Hawai al guardar cada billete de $100 que ganaba en una botella de vino vacía durante meses.

Cuando llegó el momento de comprar su boleto, la rompió de un sólo golpe.

Una botella de vino ayuda a mantener tus manos fuera de tus ahorros, ya que realmente necesitas romperla para tener acceso a tu dinero.

¿Y qué hay de los cheques de pago?

En algunos restaurantes, donde uno paga el consumo directo en caja, es común que se deje la propina a la hora de pagar su cuenta en lugar de dejarla en efectivo al mesero.

Estos pagos que el restaurante te haga suelen ser muy variables y no lo suficientemente consistentes para basar un presupuesto.

Después de todo, el cheque que te paguen será de tus propinas de una semana o dos, que pueden ser bastante variables.

Toma el control

Una vez que tengas una buena idea de lo que estás haciendo y hayas desarrollado hábitos de ahorro casi automáticos, estructura tus finanzas en el sistema que funcione mejor para ti.

Haz un presupuesto que tenga en cuenta lo que realmente puedes esperar ganar, y pon tu efectivo a trabajar incrementando tus ahorros e inversiones.

De esa manera, no desperdicias todo el dinero que tanto te costó ganar.

Potencia tus habilidades. Aprende cómo hacer un presupuesto

Tienes pesadillas cuando tienes que hacer tu presupuesto?

Inscríbite al curso gratuito.


También te puede interesar

El ciclo del negocio

5 pasos para crear un presupuesto con ingresos variables

Cómo establecer metas financieras

Todo mundo necesita ingreso pasivo

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestro boletín ahora!

Únete a las miles de personas que tomaron control de su vida. Da el primer paso y empieza a mejorar tus finanzas personales ahora. ¡No dejes que el dinero controle tu vida!

>