rentar bienes raices

Rentar bienes raices y sus beneficios

Una de las grandes ventajas de rentar bienes raices es el ingreso pasivo generado. Esta es una de las muchas razones por la cual los inversionistas se ven atraídos hacia los bienes raices.

Sin embargo, los beneficios de rentar bienes raices van más allá del ingreso generado por la renta. Las propiedades en renta pueden ser un gran vehículo de inversión por las siguientes razones:

1. Rentar bienes raices para obtener flujo de efectivo

Esta es la razón principal por la cual los inversionistas compran bienes raíces. Los inquilinos realizan un pago mensual mayor a los gastos generados por la propiedad. La diferencia es flujo de efectivo para el inversionista. Muchos inversionistas se dedican a comprar y rentar bienes raices con la intención de utilizar ese flujo de efectivo para pagar sus gastos mensuales o proveer un ingreso para el retiro. Cuando estas propiedades les proveen suficiente flujo de efectivo mensual que les permita no depender de un trabajo, es entonces cuando sus inversiones se convierten en su trabajo.

2. Apreciación de los bienes raíces

Históricamente, los bienes raíces han incrementado su valor con el tiempo. Entonces, si compraste una propiedad de $100 mil con $20 mil de enganche, tendrás una hipoteca de $80 mil. Digamos que después de 5 años la propiedad vale $150 mil. Ahora tienes una ganancia de $50 mil generada con tu inversión original de $20 mil. Esto equivale a un retorno de 150% de tu inversión y no incluye el flujo de efectivo recibido sobre ese periodo de 5 años. Esta no debe ser la principal razón por la que inviertas en bienes raíces, es sólo un lado positivo de poseer propiedades en renta.

3. Reducción de hipoteca

Aquí es donde realmente usas el dinero de otros en bienes raíces. Mientras tu inquilino realiza pagos mensuales sobre tu hipoteca, el balance de ésta irá disminuyendo. Y mientras el balance de tu hipoteca disminuye, el capital sobre tu propiedad aumenta, y todo a costa de tu inquilino. Es grandioso tener a alguien más que pague tus cuentas. Sabemos de muchos inversionistas cuyo plan de retiro es comprar un par de propiedades en renta cada año, dejar que los inquilinos paguen las hipotecas hasta su fin y después vender las propiedades o usar el ingreso para el retiro. Las posibilidades son infinitas.

4. Depreciación de la propiedad

La depreciación es un término contable usado para permitir deducciones fiscales a los propietarios de bienes raíces. La depreciación está basada en la idea de que los inquilinos pueden dañar y por tanto decrementar el valor de la propiedad. La depreciación es una manera de reducir tu ingreso gravable al final de cada año. Esto entonces te proveerá de mayor ingreso debido a la reducción de impuestos a pagar.

Como puedes ver, son muchas las razones para rentar bienes raices. Mucha gente invierte su dinero básicamente por tres razones, o para que crezca, o para que genere ingreso o para aprovechar oportunidades fiscales. Con los bienes raíces obtienes lo mejor porque puedes obtener estos tres beneficios con la misma inversión. Este es un ejemplo de porqué los bienes raíces son inigualables en su habilidad de proveer riqueza a sus inversionistas.

Sobre el Autor Alfonso

No soy rico y no me he retirado aún, pero de una cosa estoy seguro, no quiero terminar mis últimos años con la necesidad de seguir trabajando o dependiendo de una pensión para sobrevivir. Para poder lograrlo primero tengo que cambiar mi forma de pensar y en consecuencia de actuar. De eso se trata este blog, y es lo que me gustaría compartir con uds. para que juntos emprendamos este viaje.

follow me on: