reglas para rentar bienes raices

Rentar bienes raices y sus reglas

Para poder alcanzar y mantener al máximo los beneficios de rentar bienes raices, existen ciertas reglas que debes seguir.

Probablemente hayas escuchado historias de cómo el inquilino abusó del dueño, o de que algo le pasó a la propiedad. Mientras esto puede pasar, hay maneras de minimizar de que ocurran este tipo de problemas.

Reglas para rentar bienes raices

  • Renta a buenos inquilinos que paguen a tiempo
  • Establece políticas y refuérzalas
  • Repara y da mantenimiento a tus propiedades
  • Resuelve los problemas de tus inquilinos y cumple con sus necesidades
  • No tengas miedo de desalojar en caso de ser necesario
  • Haz lo posible por mantener a tus inquilinos
  • Encuentra un buen contratista que de mantenimiento a tus propiedades
  • Establece un sistema para administrar tus propiedades
  • Controla la propiedad en lugar de que la propiedad te controle a ti

Cuando de rentar bienes raices se trata, debes resumir todo tres categorías.

La primera es encontrar al inquilino correcto

Mientras entrevistas posibles inquilinos, lo principal que debes verificar es que sean cumplidos con sus pagos. Muchas de las historias de horror que se escuchan con los inquilinos ocurren porque no se hizo la tarea con los inquilinos. No se verificó que tuvieran la habilidad económica para pagar la renta. Tampoco se verificó su historial crediticio. Y no se habló con las referencias.

La lección es que siguiendo los pasos apropiados podrás eliminar problemas potenciales desde el inicio.

El siguiente paso para rentar bienes raices es llenar los acuerdos correspondientes

Otro gran error que se comete es que no se firma un contrato de arrendamiento. Esto reduce grandemente la posibilidad de desalojar a un inquilino en caso de ser necesario. El contrato es una protección para tí y estarás llamando problemas si es que no firmas uno.

También querrás administrar correctamente la propiedad

Se recomienda contratar una compañía altamente calificada para este propósito. Si pasas todo tu tiempo cobrando las rentas, haciendo reparaciones y muchas cosas más, entonces no tendrás tiempo para buscar tu próxima inversión en bienes raices. El punto es que seas el dueño de las propiedades y no que las propiedades sean tu dueño.

Es recomendable tener también un fondo de dinero guardado para reparaciones y mantenimiento de las propiedades. De esa manera, si algo necesita ser reemplazado, no te pegará tanto financieramente.

Rentar bienes raices es una gran manera de crear ingreso pasivo. Estos principios y reglas te ayudarán a obtener lo más posible de tus propiedades en renta para que realmente sean un activo y no un pasivo.

  • Alejandra dice:

    Buenas tardes me quedo una duda, al momento de pedir refinanciamiento (una nueva hipoteca) usted plantea que nos quedaría una utilidad de 1.4 millones ya que 800 mil sería para pagar la hipoteca anterior y 200 mil sería la devolución de la inversión inicial, mi pregunta es porque se debe tomar como utilidad? Si en ese momento estaríamos adquiriendo una deuda de 2.4 millones

    • Alfonso dice:

      Hola Alejandra. La ganancia la obtuviste al comprar a un menor precio y con la apreciación de la propiedad. Lo único es que la ganancia está en el activo, no en efectivo. Si quieres disponer del efectivo es entonces cuando haces el refinanciamiento, y lo mejor todo es que obtendrás el efectivo libre de impuestos ya que no se produjo ninguna venta. Lo único que hiciste fue mover la ganancia del activo a efectivo, la ganancia ya existía.

  • Alejandra dice:

    Buenas tardes me quedo una duda, al momento en que pides el refinanciamiento (nuevamente una hipoteca) te quedas con una deuda de 2.4 millones de los cuales 800 mil se usan para pagar la deuda anterior y 200 mil para pagar la inversión inicial y 1.4 millones sobrantes y usted lo plantea como si fuera utilidad porque? Si aún hay una hipoteca de 2.4 millones por pagar!

  • Jorge dice:

    Me quedan algunas dudas que ojalá puedan ayudarme a resolver:
    Cuando habla el texto citado aquí, de planes financieros para cada objetivo, cómo hacemos eso? Nos sentamos a echar números, hacer un balance entre ingresos, egresos y el resto excedente ver en qué lo invertimos? Y además, supongo que creamos tres planes diferentes, pero solo seguimos uno, correcto?
    He tenido oportunidad de reunirme con asesores financieros en el pasado para revisar planes para contar con seguridad financiera, normalmente este tipo de reuniones siempre ha terminado en el intento de venderme productos a largo plazo, y solo una vez un producto de mediano plazo. Fuera de ellos, no he logrado encontrar algún asesor que aconseje hacer un tipo de inversión distinta.

    • Alfonso dice:

      Probablemente este artículo te puede aclarar un poco más tu duda http://retiratejovenyrico.com/planes-financieros-seguridad-comodidad-riqueza/. Crear un plan para tener seguridad puede ser ahorrar toda tu vida en tu fondo para el retiro para cuando llegue el momento tenga para vivir más o menos al nivel que tengo ahora, tener un seguro de gastos médicos para evitar la quiebra con una enfermedad grave, tener un fondo para emergencias, tener un seguro de vida y/o de invalidez para que a tu familia no le pase nada cuando tu no estés (eso es lo que los asesores financieros venden). Un plan para tener comodidad puede ser tener ingresos que te permitan tener lujos como una casa grande, carros del año, vacaciones deseadas, etc. Y un plan para ser rico puede ser crear negocios que te proporcionen el flujo de efectivo necesario para convertirte en inversionista. Ya todo depende de lo que busque uno.

  • esvin dice:

    muy Buena reflexion.. estoy interesado en emprender un negocio pero el dinero que tengo no es sufisiente ...me tengo que esforzar un poco mas para conseguirlo ...pero sin duda alguna que haber leido esto me aludara muchp

    • Alfonso dice:

      Muchos creen que para invertir se necesita dinero, Aunque es cierto, lo que no saben es que no tiene que ser nuestro dinero. Y eso es lo recomendable, que no sea nuestro dinero. Con educación financiera se entiende este concepto y cómo conseguir el dinero que uno necesita para sus inversiones.