quien quiere ser millonario

¿Quién quiere ser millonario?

¿Quién quiere ser millonario? es el nombre de un programa de televisión que no sólo fue muy famoso en Estados Unidos, donde fue creado. A nivel mundial tuvo también mucho éxito en diferentes países con diferentes anfitriones.

Todo lo que tenías que hacer era contestar una serie de preguntas y con cada respuesta correcta ibas acumulando más dinero, y así hasta alcanzar el gran premio de un millón de dólares.

La pregunta ¿quién quiere ser millonario? se convirtió en una frase popular en todos lados. Y siendo honestos, con el auge de tantos programas para ganar dinero, millonarios en la bolsa de valores y grandes bolsas acumuladas en la lotería, la pregunta evolucionó a ¿quién no quiere ser millonario?

Y efectivamente, es posible ser millonario participando en un programa televisivo. También es posible ganar millones jugando a la lotería. Y también es posible ser millonario invirtiendo en la bolsa de valores.

De hecho, existen más maneras de ser millonario hoy que en cualquier otra época en la historia. A lo mejor por esto es el frenesí internacional que se vive sobre la idea de ser millonario, y mientras más rápido mejor.

¿Quién paga el precio?

Diferentes entidades gubernamentales ha dado seguimiento a las personas entre los veinte y sesenta y cinco años. Sus hallazgos fueron los siguientes:

A la edad de 65 años, de cada 100 personas

1 era ri​​​​​ca
4 vivían bien
5 seguían trabajando por necesidad
54 vivían de la ayuda del gobierno o de familiares
36 están muertos

También se encontró que, más del 35% de ese 1% de los ricos, heredaron su fortuna, como también lo hizo un gran porcentaje del 4% que estaba bien económicamente.

Entonces la pregunta ahora es, qué hicieron el 5% de las personas ricas que el 95% restante no? ¿Qué precio pagó ese 5% que el resto no quiso pagar?

5%
Pagó el precio
95%
No pagó e precio

Un estilo de vida lujoso no significa que eres rico

Un trabajo bien remunerado, una casa grande, buenos carros y vacaciones lujosas no significa que eres rico. De hecho podría significar lo opuesto. Un estilo de vida lujoso no significa que eres inteligente o que tuviste buena educación. Puede significar exactamente lo opuesto.

Una de las razones por la que tanta gente juega con mucha fe a la lotería cada semana es porque quieren precisamente eso, tener una casa grande y bonita, carros caros y lujosos y todos los juguetes que el dinero puede comprar.

Mientras es posible ser millonario jugando a la lotería, en realidad, las posibilidades son casi nulas. Así como una casa grande no significa necesariamente que eres rico, participar en un programa de éstos o apostar a tus números de la suerte no fue el precio que la mayoría del 1% pagó para ser millonario.

¿Cuál es precio que hay que pagar para ser millonario?

Existen varias maneras de ser millonario. Ganar la lotería o en un programa de TV son sólo dos ejemplos. También puedes llegar a ser millonario siendo avaro, o convirtiéndote en un delincuente. Incluso casándote con un(a) millonario(a). Pero por supuesto, con cualquier método para alcanzar una gran fortuna, siempre hay un precio que pagar, y ese precio no siempre se mide en dinero.

El precio por estar sentado viendo programas de concursos en la televisión y jugando a la lotería es que la gran mayoría de ellos nunca serán ricos.... y ese es un precio muy alto a pagar.

Hay mejores formas de ser millonario, con mucho mejores posibilidades, pero la mayoría de la gente no está dispuesta a pagar el precio.

Existen maneras de ser millonario con mayor probalidad que ganar la lotería

De hecho, existen algunas formas de ser millonario en donde las probabilidades están del lado de la persona, casi garantizando que la persona se hará rica, pero aún así la mayoría de la gente no está dispuesta a pagar el precio. Y es por eso, que solamente 1 de cada 100 personas es rica. Quieren ser millonarios pero no están dispuestos a pagar el precio.

Un ejemplo que nos ayudara mejor a explicar el concepto del precio que hay que pagar sería el siguiente:

Qué pasa si digo, “me gustaría tener un cuerpo como el de Arnold Schwarzenegger”. Bueno, lo que la mayoría de la gente me diría es:

  • Ponte unos tenis y corre 5 km diarios
  • Ve al gimnasio 3 hrs al día
  • Y deja de atascarte de pizza

A lo que yo diría, “¿existe alguna otra forma de tener un cuerpo como el de Arnold?”

Ese es el precio. Millones de personas quisieran tener un buen cuerpo, pero muy pocos de ellos están dispuestos a pagar el precio.

La publicidad se aprovecha de aquellos que no quieren pagar el precio

Es por eso que anuncios que prometen:

  • Perder peso comiendo todo lo que quieras, sólo tomando esta pastilla mágica
  • Tener cuerpo de modelo sin ejercicio ni dieta

generan tanto dinero.

Sin importar si es dinero, un cuerpo sexy, amor, felicidad o cualquier deseo que tenga el ser humano, siempre habrá campañas publicitarias que prometen la manera rápida y fácil para obtener lo que quieres.

Sin embargo, la mayoría de los productos que estas campañas promueven no funcionan, y no por los productos, sino porque la gente que los compra no está dispuesta ha hacer el trabajo (o pagar el precio).

Muchas personas buscan las respuestas que harán sus vidas mejores en cierta forma. El problema es que cuando las encuentran no les gustan. Así como a mí no me gusta la respuesta de “dejar de comer pizza y ponerme ha hacer pesas 3 hrs diarias”. En otras palabras, hasta que me guste la respuesta que estoy obteniendo, no tengo la disposición de desarrollar un cuerpo como Arnold Schwarzenegger.

Es por eso que la razón por la que la mayoría de las personas nunca serán millonarias es porque no les gustan las respuestas que obtienen. Y en realidad tiene poco que ver con la respuesta, es el precio inherente a la respuesta el que realmente no les gusta.

Todos quieren ser millonarios. Y pueden serlo, simplemente no están dispuestos a pagar el precio.

Click to Tweet
  • Alejandra dice:

    Buenas tardes me quedo una duda, al momento de pedir refinanciamiento (una nueva hipoteca) usted plantea que nos quedaría una utilidad de 1.4 millones ya que 800 mil sería para pagar la hipoteca anterior y 200 mil sería la devolución de la inversión inicial, mi pregunta es porque se debe tomar como utilidad? Si en ese momento estaríamos adquiriendo una deuda de 2.4 millones

    • Alfonso dice:

      Hola Alejandra. La ganancia la obtuviste al comprar a un menor precio y con la apreciación de la propiedad. Lo único es que la ganancia está en el activo, no en efectivo. Si quieres disponer del efectivo es entonces cuando haces el refinanciamiento, y lo mejor todo es que obtendrás el efectivo libre de impuestos ya que no se produjo ninguna venta. Lo único que hiciste fue mover la ganancia del activo a efectivo, la ganancia ya existía.

  • Alejandra dice:

    Buenas tardes me quedo una duda, al momento en que pides el refinanciamiento (nuevamente una hipoteca) te quedas con una deuda de 2.4 millones de los cuales 800 mil se usan para pagar la deuda anterior y 200 mil para pagar la inversión inicial y 1.4 millones sobrantes y usted lo plantea como si fuera utilidad porque? Si aún hay una hipoteca de 2.4 millones por pagar!

  • Jorge dice:

    Me quedan algunas dudas que ojalá puedan ayudarme a resolver:
    Cuando habla el texto citado aquí, de planes financieros para cada objetivo, cómo hacemos eso? Nos sentamos a echar números, hacer un balance entre ingresos, egresos y el resto excedente ver en qué lo invertimos? Y además, supongo que creamos tres planes diferentes, pero solo seguimos uno, correcto?
    He tenido oportunidad de reunirme con asesores financieros en el pasado para revisar planes para contar con seguridad financiera, normalmente este tipo de reuniones siempre ha terminado en el intento de venderme productos a largo plazo, y solo una vez un producto de mediano plazo. Fuera de ellos, no he logrado encontrar algún asesor que aconseje hacer un tipo de inversión distinta.

    • Alfonso dice:

      Probablemente este artículo te puede aclarar un poco más tu duda http://retiratejovenyrico.com/planes-financieros-seguridad-comodidad-riqueza/. Crear un plan para tener seguridad puede ser ahorrar toda tu vida en tu fondo para el retiro para cuando llegue el momento tenga para vivir más o menos al nivel que tengo ahora, tener un seguro de gastos médicos para evitar la quiebra con una enfermedad grave, tener un fondo para emergencias, tener un seguro de vida y/o de invalidez para que a tu familia no le pase nada cuando tu no estés (eso es lo que los asesores financieros venden). Un plan para tener comodidad puede ser tener ingresos que te permitan tener lujos como una casa grande, carros del año, vacaciones deseadas, etc. Y un plan para ser rico puede ser crear negocios que te proporcionen el flujo de efectivo necesario para convertirte en inversionista. Ya todo depende de lo que busque uno.

  • esvin dice:

    muy Buena reflexion.. estoy interesado en emprender un negocio pero el dinero que tengo no es sufisiente ...me tengo que esforzar un poco mas para conseguirlo ...pero sin duda alguna que haber leido esto me aludara muchp

    • Alfonso dice:

      Muchos creen que para invertir se necesita dinero, Aunque es cierto, lo que no saben es que no tiene que ser nuestro dinero. Y eso es lo recomendable, que no sea nuestro dinero. Con educación financiera se entiende este concepto y cómo conseguir el dinero que uno necesita para sus inversiones.