12/Jul/20

Inversión de bajo riesgo: Estrategias ganadoras

0  comENTARIOS

Si eres un inversionista conservador, con estas estrategias ganadoras de inversión de bajo riesgo, podrás cumplir tus objetivos financieros ahorrándote mucho dinero en intereses.

Analizaremos tres escenarios - corto, mediano y largo plazo - aplicables a la vida real, como comprar un automóvil o dar el enganche para la compra de tu casa.

Empezaremos con unos conceptos básicos para después proceder a los ejemplos.

Encuentra tu balance entre riesgo y ganancia

El riesgo lo definimos de manera diferente dependiendo de cada persona. Aun entre los conservadores hay distintos volúmenes y variables.

Por eso debes buscar cuál es tu propio balance entre riesgo-ganancia. Lo que para mí es “menos riesgoso” puede que para ti sea incómodo, o viceversa.

En serio, en cuestión de inversiones, estrategias y manera de abordar las posibilidades no hay una fórmula que cuadre para todos.

Invertir debe ser un proceso de crecimiento no sólo del dinero, sino personal, pero nunca debe ser incómodo, que nos provoque angustia o que de plano nos quite el sueño.

Así que usaremos unos ejemplos para explicar cómo puedes encontrar un buen balance entre ganar rendimientos, lograr las metas y disminuir el riesgo.

¿Cómo iniciar con nuestro objetivo financiero?

Si queremos empezar con el pie derecho, primero que nada tenemos que definir lo siguiente:

  • Tu meta - ¿Qué quieres hacer con ese dinero? Nadie invierte para llevarse el dinero a la tumba, así que define en qué querrás usarlo.
  • Plazo - La meta es la que ayuda a darle forma al plazo. Si quieres un objetivo grande, como una casa, definitivamente tendrá que ser en un largo plazo, ya que difícilmente juntamos el dinero (entre ahorro e inversión) para una casa en 2 años, a menos que ganes muy, muy bien. Y unas vacaciones en la playa de tu país, no necesitan un plazo de 5 años.
  • Así que una vez que definas la meta, el plazo está más o menos establecido, pero necesitas determinarlo con detalle para elegir la inversión adecuada.
  • Monto final - ¿Cuánto dinero necesitarás para llegar a la meta? Si es una casa, por ejemplo, haz un análisis de las casas que te gustaría tener y que están a tu alcance. Después define un precio final (es tentativo, porque sabemos que al final del camino puede haber factores diferentes, pero la idea es tener un monto lo más aproximado posible a lo que se desea lograr).
  • Monto mensual - Las inversiones necesitan alimento constante para lograr metas en menos tiempo de lo que nos gana la inflación y nuestros propios gastos. Es importante que establezcas una cantidad mensual que aportarás a tu inversión. Y para ello, necesitas ¡organizar tu dinero!
  • Organízate - Necesitas organizar tu dinero para encontrar la cantidad mensual para aportar a tu inversión. Y la única herramienta que necesitas para esto se llama: registro de gastos. Al registrar tus gastos, podrás hacer una radiografía precisa de lo que sucede con tus finanzas.

Para un objetivo a dos años, ésta sería la estrategia de inversión de bajo riesgo

El ejemplo que vamos a utilizar para representar este escenario es la compra de un automóvil de $180 mil pesos en un plazo de 2 años.

Dos años, en realidad es poco tiempo, aunque el hecho de que nuestro dinero esté todos estos meses lejos de nuestra cartera hace que se nos haga eterno.

Recuerda que mientras menos tiempo tenemos para permitir que nuestro dinero madure dentro de la inversión, menos riesgo podemos tomar con él.

También es importante que sepas que a menor tiempo, mayor deberá ser la cantidad de ahorro mensual para lograr la meta, justo porque no podremos darle más tiempo al dinero para que madure.

Basándonos en lo anterior, así quedarían nuestras definiciones:

Meta

Un auto

Plazo

2 años

Monto final

$180,000

Monto mensual

$3,000

Ahorro inicial

$10,000

Si aportas 3 mil pesos mensuales durante 2 años con 10 mil de monto inicial al final tendrías 84 mil 870 pesos, usando una estrategia conservadora, con una inversión de bajo riesgo como lo son los fondos de deuda gubernamental.

inversión de bajo riesgo

*Nota: rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros

Nada mal. Pero no suficiente para alcanzar nuestros 180 mil pesos.

¿Qué es lo que la mayoría de las personas hacemos cuando nos encontramos con la situación en la que nuestro ahorro no alcanza para comprar el auto?

¡Lo compramos a crédito!

Entonces, vamos a usar un simulador de crédito automotriz de un banco para averiguar cuánto nos costaría comprar el auto a crédito:

simulador crédito automotriz

Según los resultados del simulador, necesitaríamos:

  • Un enganche mínimo del 20%, que equivale a $36,000 (esta cantidad pasaría a ser tu ahorro inicial porque este dinero debes de tenerlo a la hora de contratar el crédito)
  • Un pago mensual de $7,255.62 (tasa de interés fija del 15.99% anual, CAT 19.6% sin IVA)
  • Estarías pagando un total de $182,028 por un monto prestado de $144,000 (180 mil menos 36 de enganche), es decir $38,028 de intereses

Aquí es donde entra nuestra estrategia ganadora de inversión de bajo riesgo

Nuestras nuevas definiciones quedarían así:

Meta

Un auto

Plazo

2 años

Monto final

$180,000

Monto mensual

$6,811

Ahorro inicial

$10,000

inversión de bajo riesgo

*Nota: rendimientos pasados no garantiza rendimientos futuros

Sí, el pago mensual es el doble de lo que habíamos contemplado en el primer ejercicio, pero es menos que lo que pagarías con el crédito.

Para lograr nuestro objetivo de dinero con una estrategia conservadora de inversión de bajo riesgo en tan poco tiempo, lo ideal entonces es aumentar la cantidad de ahorro mensual.

Esta estrategia es ganadora porque:

  1. 1
    Requiere menos aportación mensual que los pagos a un crédito con las mismas condiciones.
  2. 2
    Eso significa que además de pagar menos cada mes, no estarás regalando 38 mil de intereses a nadie. Todo el dinero que ahorres e inviertas es para tu auto.
  3. 3
    Además empiezas con 10 mil, no los 36 mil que te piden las instituciones de crédito para el enganche.
  4. 4
    Usando una estrategia conservadora con una inversión de bajo riesgo (que siempre busca proteger al máximo tu inversión) tendremos un buen balance entre ganancia y seguridad para un inversionista conservador.

Objetivo a 5 años: el enganche para la casa

Si quisiéramos un inmueble de un millón de pesos, necesitamos juntar aproximadamente 300 mil pesos para el enganche (el 20% del total + gastos de escrituración).

Así que nuestra misión es lograr juntar esos 300 mil en 5 años o 60 meses.

Esto es lo que nos dice el simulador de crédito hipotecario de un banco mexicano:

Meta

Enganche para la casa

Plazo

5 años

Monto final

$308,552

Monto mensual

$8,804

simulación crédito hipotecario

Y esto es lo que haríamos en los próximos 5 años

Utilizaríamos una estrategia moderada, invirtiendo la mayor parte en fondos de deuda y una pequeña parte en fondos de renta variable.

Meta

Enganche para la casa

Plazo

5 años

Monto final

$320,000

Monto mensual

$4,542

inversión de bajo riesgo

*Nota: rendimientos pasados no garantiza rendimientos futuros

Estarías ahorrando prácticamente la mitad de lo que sería el pago mensual a la hipoteca (4 mil 542 pesos contra los 9 mil 479 pesos que arroja el simulador) y con eso cubrimos los gastos iniciales de la compra (320 mil pesos).

Aquí usamos una estrategia moderada invirtiendo la mayor parte en fondos de deuda y una pequeña parte en fondos de renta variable (acciones) para aumentar los rendimientos. Aún así, es una estrategia genial para inversionistas conservadores.

Pero te propongo algo.

Si después de hacer el ejercicio en el simulador ya sabes que cuando adquieras una hipoteca por un millón de pesos pagarás aproximadamente 9 mil 400 pesos mensuales ¿por qué no empezar a ahorrar aproximadamente algo más cercano a esa cantidad desde hoy? Vamos a suponer unos 8 mil pesos.

Sirve que te vas a acostumbrando a dar esa cantidad mensual y mira lo que sucedería con tu inversión:

Meta

Enganche para la casa

Plazo

5 años

Monto final

$320,000

Monto mensual

$8,000

inversión de bajo riesgo

*Nota: rendimientos pasados no garantiza rendimientos futuros

¡WOW! En 5 años, ahorrando 8 mil pesos e invirtiéndolos con una estrategia moderada lograrías juntar la mitad de tu meta: 532 mil pesos y sin pagarle intereses ni costos de préstamos a nadie.

Y sólo para demostrarte la diferencia que hace entrar a una hipoteca con más dinero de enganche: pagarías menos intereses (el préstamo te sale menos caro).

Pagarías menos dinero mensual $7 mil 796 en lugar de los $9 mil 479 y te quedaría suficiente margen de dinero para adelantar tu hipoteca o continuar ahorrando para otras metas.

Esta es la mágica diferencia de ahorrar e invertir.

simulación crédito hipotecario

Ahorrando e invirtiendo, puedes lograr tu meta sin pagarle intereses a nadie.

Objetivo a 15 años

En lo personal, pienso que es buena idea ahorrar simplemente para hacer crecer nuestro patrimonio, sin una meta de gasto definida, porque no siempre sabemos lo que querremos en más de 10 años, pero lo que sí es seguro es que necesitaremos dinero para ello.

No esperes hasta saber exactamente en qué usarás el dinero para empezar a ahorrar a largo plazo.

En esta ocasión, una estrategia más aventada nos deja la sugerencia perfecta para hacer crecer tu dinero, mientras crece al punto de llegar casi al millón de pesos que estamos buscando.

Una demostración más de que el tiempo es el gran aliado del inversionista sin importar qué tan agresivo o conservador seas.

Meta

Patrimonio

Plazo

15 años

Monto final

$1,000,000

Monto mensual

$3,000

Monto inicial

$10,000

inversión agresiva

*Nota: rendimientos pasados no garantiza rendimientos futuros

Pero si quisieras llegar al millón exacto o incluso pasarte sin cambiar el balance de los dos fondos, solo es cuestión de subir la aportación mensual.

Con solo 500 pesos más al mes, rebasamos el millón de pesos sin cambiar el balance de los fondos en nuestra inversión.

inversión agresiva

*Nota: rendimientos pasados no garantiza rendimientos futuros

Conclusión

Quizá pienses que entonces es una locura tener 3 metas al mismo tiempo porque haciendo la suma de los 3 ejercicios, necesitaríamos aproximadamente 18 mil 300 pesos mensuales para lograr las tres.

Este pensamiento es el que descorazona a muchos a empezar.

Pero hay algo que no se ve a simple vista:

  1. 1
    La meta 1 (el auto) la terminarías en poco tiempo. 2 años. Así que el esfuerzo completo de los 18 mil 300 pesos sólo sería por este periodo.
  2. 2
    La meta de 5 años es para tu casa, eso significa que si piensas comprar o incluso rentar, tendrás que “apoquinar” mensualmente esa cantidad de cualquier manera. Es más, quizá ya lo estés haciendo ahora.
  3. 3
    La meta a 15 años es la que menos dinero mensual lleva. Una vez que tienes el carro, ya son 14 mil 800 pesos, pero si consideras que el ahorro para el enganche de tu casa sería lo que pagarías de renta o hipoteca, entonces sólo estás desprendiéndote momentáneamente de 3 mil 500 pesos.

Recuerda que para eso es el dinero: ¡Para lograr objetivos!

Y lo mejor, es que no necesitas ser un inversionista agresivo para ganar invirtiendo.

Necesitas conocer tu balance personal entre riesgo-ganancia y tener una estrategia bien trazada:

  • Definición de objetivos
  • Organización de tus recursos
  • La herramienta de inversión adecuada
  • Constancia

¡Disfruta tus logros!


También te puede interesar

Rentar bienes raices y sus reglas

Rentar bienes raices y sus reglas

3 recomendaciones para convertir tu franquicia en dinero

3 recomendaciones para convertir tu franquicia en dinero

¿Tu idea de negocio es rentable?

¿Tu idea de negocio es rentable?

¿Por qué invertir en bienes raices comerciales?

¿Por qué invertir en bienes raices comerciales?
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestro boletín ahora!

Únete a los miles de personas que tomaron control de su vida. Da el primer paso y empieza a mejorar tus finanzas personales ahora. ¡No dejes que el dinero controle tu vida!

>