16 julio

5 pasos para crear un presupuesto con ingresos variables

0  comENTARIOS

Presupuestar es difícil, no importa lo que hagas o cuán predecible sea tu salario.

Pero puede ser aún más difícil si tu ingreso fluctúa mes a mes según las comisiones, las ventas, las propinas o la cantidad de turnos que trabajes.

Si tienes problemas para hacer un presupuesto con ingresos variables, no te rindas. Aquí hay cinco pasos para presupuestar si tienes un ingreso variable.

More...

¿Cómo hacer un presupuesto con ingresos variables?

Como lo harías con cualquier presupuesto.

Deberás averiguar qué entra y hacer que lo que sale se ajuste a tus necesidades. Incluso con un ingreso irregular, solo son unos pocos los ajustes que hay que hacer.

¿Tienes pesadillas cuanto tienes que crear un presupuesto? ¡Nosotros te ayudamos! Obtén excelentes consejos directamente en tu bandeja de entrada.

1. Promedio de tus ingresos anuales y mensuales

Muchos trabajos, ya sea en ventas o recibiendo propinas, tienen una base por día. Si es significativo, puedes usar eso como base.

Luego, revisa tus estados de cuenta bancarios del año pasado y calcula lo que ganaste en comisiones y propinas cada mes.

Esto será más fácil si has estado en tu posición actual durante más de un año. Si no lo has hecho, calcula los meses que puedas y pregúntales a tus compañeros de trabajo cómo y cuándo fluctúan sus ingresos.

El objetivo es tener una predicción realista del mínimo que debes llevarte a casa cada mes del año.

2. Determina los requerimientos mensuales de tu fondo de amortización

Debido a que tus gastos probablemente no cambiarán mes a mes como tus ingresos, es importante ahorrar durante tus meses de altos ingresos, para que puedas sacar esos ahorros en los meses con menor ingreso, algo así como un fondo de reducción de ingresos.

Una camarera, por ejemplo, tiene notablemente temporadas altas y temporadas bajas.

Intenta ahorrar el 20% de tus ingresos cada semana para cubrir gastos inesperados, e incluso más que eso en la temporada alta.

Te puede tomar algún periodo de práctica, pero esto te ayudará a tener dinero siempre, tanto en temporadas altas como en las bajas.

Una vez que tengas tus números anuales y mensuales, divide tus ingresos anuales proyectados por 12 para obtener tu promedio mensual.

Calcula la diferencia entre tu promedio mensual y tu ingreso esperado para cada mes.

Obtendrás un número positivo o negativo. Un número positivo es el mínimo que necesitas ahorrar en ese mes; un valor negativo es el máximo que puedes obtener para tu fondo de reducción de ingresos.

3. Enumera tus gastos mensuales

Ahora, revisa tus estados de cuenta bancarios y enumera todos tus gastos, sin importar cuán pequeños sean.

Comienza con los últimos tres meses, luego agrega los gastos anuales o semestrales como el seguro y el registro del automóvil.

Lista tus fondos de amortización también. Además de tu fondo de reducción de ingresos, todos necesitan un fondo de emergencia para gastos sorpresa.

Otras posibles opciones de ahorro incluyen:

  • Un fondo médico
  • Un fondo para automóviles
  • Un fondo para los regalos de Navidad
  • Un fondo para mascotas

La mayoría de tus gastos mensuales variarán de mes a mes, al menos un poco. Puedes promediarlos de la misma manera que promediaste tus ingresos.

Cuando enumeres los gastos, sé lo más exhaustivo posible. Algunas categorías presupuestarias comúnmente olvidadas incluyen:

  • Peajes
  • Reemplazos de tecnología
  • Membresías y tarifas profesionales
  • Mantenimiento del hogar y del jardín
  • Cortes de cabello
  • Costos de transportación

4. Separa tus gastos y ordénalos por importancia

Una vez que los hayas enumerado todos, separa los gastos necesarios y discrecionales.

Necesario significa esencial para sobrevivir ahora o en el futuro. Los gastos discrecionales son gastos adicionales que enriquecen tu vida pero no son necesarios para sobrevivir.

Después de separar tus gastos, es hora de priorizar.

Las cosas más importantes para la supervivencia son alimentos, agua, servicios públicos, un techo sobre tu cabeza y la capacidad de trabajar.

Entonces, tus primeras prioridades deberían verse más o menos así:

  • Vivienda (es decir, alquiler o hipoteca)
  • Comestibles
  • Servicios de agua
  • Electricidad
  • Transporte (pago del automóvil, taxi, autobús, etc.)
  • Uniformes / ropa de trabajo

La siguiente prioridad debería ser el ahorro, es decir, transferir tu excedente mensual a una cuenta de ahorro de alto rendimiento Apunta a ahorrar al menos $10,000 pesos en un fondo de emergencia.

La cantidad que ahorres más allá de esa cifra dependerá de dónde te encuentres financieramente y de tu preferencia personal.

Asigna valores a cada categoría de ahorro en función de tus gastos para el fondo de amortización y los pagos mínimos de tus deudas.

Intenta aprovechar cualquier contribución que puedas hacer a tu cuenta para el retiro.

Entonces tus ahorros podrían verse más o menos así:

  • Fondo de emergencia
  • Pago de deudas
  • Fondos de amortización
  • Ahorros para la jubilación

Este es típicamente el alcance de los gastos necesarios.

Lo que aportas mensualmente necesita al menos cubrir estos costos, idealmente incluso durante tus meses de ingresos más bajos.

Luego, puedes priorizar todos tus gastos discrecionales en el orden que mejor te parezca.

5. Presupuesto para gastos discrecionales

Una vez que enumeres todos tus gastos prioritarios, deberás agregar valores a tus gastos discrecionales.

Utiliza el enfoque del presupuesto base cero para asegurarte de que todas tus prioridades tengan presupuesto asignado y brinda valores realistas a todo lo demás.

Aquí te explicamos cómo hacerlo.

Una vez que hayas presupuestado todas tus necesidades, continuarás con tu lista de gastos discrecionales de manera descendente, según hayas priorizado, y asignarás un presupuesto hasta que el dinero disponible llegue a cero.

Entonces, supongamos que las últimas partidas de tu presupuesto discrecional se ven así:

  1. 24
    Membresía al gimnasio: $500
  2. 25
    Café: $200
  3. 26
    Restaurantes: $1,000

Si has financiado todas tus categorías por encima de estas últimas y sólo te quedan $1,500, puedes pagar tus adicciones al gimnasio y al café y te sobrarán sólo $300 para restaurantes ese mes.

Si hay gastos todavía por debajo de los restaurantes, entonces tendrán que esperar para recibir fondos hasta el próximo mes (o el próximo cheque de pago).

Hacer un presupuesto con ingresos variables te permite mantener una calidad de vida que no dependa tanto de los flujos y reflujos de un negocio.

Puedes guardar o depositar la mayor parte de tus billetes de $50 y de $20 y usar los demás para pagar en efectivo. Esta es una forma de igualar tu flujo de efectivo.

También cambia la forma en que pasas tu tiempo libre durante todo el año. Puedes disfrutar de la experiencia culinaria ocasional, digamos, una vez por semana en la temporada alta, y sólo una vez al mes en la temporada baja.

También trata de planificar cualquier viaje o vacaciones en las temporadas bajas, sabiendo que no estarías trabajando tanto durante ese tiempo.

Lo que sea que estés tratando de ahorrar para viajar o cualquier otro objetivo financiero, un presupuesto, incluso un presupuesto con ingresos variables, te ayudará a lograrlo.

Y dime, ¿tú tienes ingresos variables? Comenta abajo que actividades realizas que hacen que tu ingreso varíe mes a mes.


También te puede interesar

El tipo de ingreso que necesitas para prosperar financieramente

Planes financieros: seguridad, comodidad, riqueza

Flujo de efectivo: rico, clase media o pobre

7 estrategias probadas para crear flujo de efectivo que cambiará tu vida

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestro boletín ahora!

Únete a las miles de personas que tomaron control de su vida. Da el primer paso y empieza a mejorar tus finanzas personales ahora. ¡No dejes que el dinero controle tu vida!

>