22 junio

¿Quieres ser más consciente de cómo gastas tu dinero? Prueba Kakebo

Educación Financiera

0  comENTARIOS

En este artículo vamos a ver una metodología japonesa para administrar las finanzas del hogar.

Analizaremos cómo funciona y qué beneficios vas a obtener si decides implementarla

Por una peculiaridad específica, este sistema te permitirá tener mayor consciencia y una idea más tangible de tus gastos que te ayudará a hacer una pausa antes de comprar, pensar y determinar si realmente es necesario el gasto que estás a punto de hacer.

More...

Es fácil perder la noción de tus finanzas cuando gastas sólo deslizando tu tarjeta de crédito o presionando un botón en tu teléfono inteligente.

Pero cuando estás consciente de en qué gastas tu dinero, puedes intencionalmente reducir gastos innecesarios y destinar más efectivo a tus objetivos de ahorro, por ejemplo.

Kakebo, un método de presupuesto japonés, intenta ayudar a las personas a estar más conscientes de sus hábitos de gasto y mejorar la forma en que administran el dinero.

Así es como funciona.

¿Qué es Kakebo?

Kakebo, en inglés lo escriben "kakeibo", es un estilo de administración de dinero que existe desde principios del siglo XX.

La palabra se traduce como "libro de contabilidad financiera del hogar".

Hani Motoko, conocida por ser la primera mujer periodista de Japón, ayudó a popularizar kakebo entre las amas de casa que administraban las finanzas de sus familias.

Aunque este método de presupuesto ha existido durante más de un siglo, ha vuelto a la popularidad en los últimos años, particularmente en el mundo occidental, a medida que más personas adoptan el minimalismo, la atención plena y la organización KonMari.

Las personas que buscan arreglar sus vidas financieras de la manera en que Marie Kondo nos enseñó a ordenar nuestros espacios de vida no necesitan buscar más que kakebo.

¿Cómo administrar tu dinero con Kakebo?

Kakebo se distingue de otros métodos para crear presupuestos al combinar la reflexión y el registro contable con prácticas comunes de administración de dinero como la categorización y seguimiento de los gastos.

Una cosa que es importante mencionar acerca de kakebo es que está destinado a hacerse a mano, usando papel y lápiz, de ahí la traducción de "libro de contabilidad del hogar".

Anotar físicamente tus gastos te da una idea más tangible de a dónde se va tu dinero en lugar de usar una aplicación que lo haga automáticamente por ti.

Aunque se han publicado varios libros sobre kakebo, como "Kakebo: el arte japonés de ahorrar dinero" de Fumiko Chiba, no es necesario comprar uno para comenzar. Un cuaderno simple puede servir para el mismo propósito.

Si estás interesado en probar el método de kakebo, comienza cada mes reflexionando sobre las siguientes cuatro preguntas:

  1. 1
    ¿Cuánto dinero tengo disponible?
  2. 2
    ¿Cuánto dinero me gustaría ahorrar?
  3. 3
    ¿Cuánto dinero estoy gastando?
  4. 4
    ¿Cómo puedo mejorar?

Anota los ingresos que tendrás durante el mes y resta los gastos fijos que estás obligado a pagar, como el alquiler de la casa o la hipoteca, los servicios públicos y los pagos mínimos de la deuda. El dinero que te queda son tus fondos disponibles para el mes.

De esa cantidad, decide cuánto quieres ahorrar. Piensa en lo que estás ahorrando y por qué has establecido ese objetivo. ¿Estás en camino de alcanzar la cantidad deseada o necesitas encontrar formas de reducir tus gastos o generar más ingresos?

Después de guardar el dinero que vas a ahorrar, registra todos tus gastos en el diario a medida que ocurren.

Con el método kakebo, podrás darles seguimiento a tus gastos por tipo de gasto, utilizando las siguientes cuatro categorías de gastos:

Categorías de gastos

Necesidades


Esto incluye comida, ropa, medicinas, servicios, etc.

Deseos


gastos como gimnasio, comidas o cenas en restaurantes, spa.

Cultura


Libros y festivales caen en esta categoría.

Gastos extras


Gastos como la reparación de tu automóvil o una visita de emergencia al veterinario.

Mientras registras tus gastos, escribe en cada uno de ellos por qué realizaste esa compra y cómo te sentiste al respecto.

  • ¿Te sentías apurado o estresado mientras hacías la compra?
  • ¿Tuviste un mal día y comprar te hace sentir mejor?
  • ¿Compraste algo solo porque estaba en oferta, a pesar de que no tienes espacio en casa?
  • ¿Te sentiste contento(a) de haber comprado algo que llevabas semanas esperando?

En cierto modo, puedes tratar tu diario de kakebo como un diario normal.

Explorar tus sentimientos al gastar dinero puede ayudarte a llegar a la causa raíz de los malos hábitos, como gastar de más cuando tienes poco tiempo o cuando sales con amigos que quieres impresionar.

Idealmente, deberías sentirte feliz por la forma en que gastas tu dinero que tanto te costó ganar y no por lo que compras.

Al final del mes, sacarás un total de tus gastos en cada una de las cuatro categorías y reflexionarás sobre cómo has administrado tu dinero.

Si te ayuda mejor, puedes hacer totales parciales al final de cada semana en lugar de una sóla vez al final del mes.

Pregúntate:

  • ¿Se alinearon tus acciones con tus objetivos financieros?
  • ¿Cuáles fueron tus éxitos y fracasos?
  • Piensa en cómo puedes mejorar para el próximo mes.

Beneficios de Kakebo

Si deseas tener más control sobre tus gastos, kakebo es un excelente estilo de presupuesto para probar.

No tienes que seguir porcentajes de presupuesto establecidos. La forma en que gastas tu dinero es realmente un reflejo de tus objetivos financieros únicos.

No tienes que preocuparte por organizar tus gastos en categorías de presupuesto rígidas. Las cuatro categorías de kakebo son bastante amplias, pero muestran un buen panorama general de hacia dónde se va tu dinero.

El uso de lápiz y papel también te ayuda a estar al tanto de cuánto efectivo tienes disponible para gastar en todo momento. Y saber que tienes que registrar tus gastos al final del día puede hacer que lo pienses dos veces antes de ceder ante una compra impulsiva.

Adoptar la atención plena en tu vida financiera a través de kakebo puede ayudarte a reducir tus gastos y ahorrar más. En última instancia, te mantendrá en el camino correcto para alcanzar tus metas de dinero.

¿Te sientes abrumado?


¡Crea un presupuesto que funcione para ti con nuestro curso gratuito para crear un presupuesto que puedas seguir!

Cuéntanos dejando un comentario acá abajo si crees que el método kakebo se amolda más a tu estilo de administrar tu dinero o si prefieres el uso de un presupuesto tradicional.


También te puede interesar

Cómo crear un presupuesto en excel

¿Cansado de las hojas de cálculo? Aquí está como hacer un presupuesto usando el calendario

Presupuesto con el sistema de sobres en efectivo

7 estrategias probadas para crear flujo de efectivo que cambiará tu vida

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete a nuestro boletín ahora!

>