13 julio

Cómo los fondos de amortización pueden salvarte de hundirte con gastos grandes

Educación Financiera

0  comENTARIOS

¿Quieres saber cómo hacerle frente a gastos grandes que sabes que van a ocurrir y que todavía no tienes el dinero para hacerlo y tampoco quieres endeudarte?

Cuando Lupita esperaba su primer hijo, no iba a dejar que todos los gastos del bebé la hundieran financieramente.

Ella tenía un plan.

Escribió todo lo que necesitaba y luego dividió el total en seis meses para ver cuánto tenía que ahorrar cada mes para alcanzar su meta.

Esta práctica de dividir una meta financiera grande en cantidades pequeñas fáciles de administrar tiene un nombre especial en el mundo de las finanzas personales.

Se llama fondo de amortización.

Un fondo de amortización es un conjunto de pagos con los que contribuyes regularmente para distribuir el costo de un gasto grande próximo con el tiempo.

Es un enfoque inteligente para ahorrar para objetivos costosos y gastos poco frecuentes.

¿Tienes pesadillas sobre la creación de un presupuesto? ¡Nosotros te ayudamos! Obtén excelentes consejos directamente en tu bandeja de entrada.

¿Para qué necesitas un fondo de amortización?

Puedes crear un fondo de amortización para ahorrar para grandes gastos, como

  • Vacaciones
  • Boda
  • Nuevo bebé
  • Auto nuevo
  • Enganche de tu casa
  • Campamento de verano de tu hijo
  • Procedimiento médico planificado

Estos fondos de amortización pueden ayudar a prepararte para eventos anuales, como:

  • Días festivo
  • Cumpleaños
  • Temporada de regreso a clases
  • Impuestos
  • Tenencia de tu automóvil
  • Cambio de computadora
  • Facturas de seguros anuales
  • Cuotas de mantenimiento de tarjetas de crédito
  • Suscripciones anuales

Los fondos de amortización también pueden mitigar el impacto de gastos inesperados como:

  • Electrodoméstico que se descomponen
  • Neumáticos nuevos para tu automóvil

Patrice Banks, mecánico de automóviles y fundadora de Girls Auto Clinic, recomienda que los propietarios de automóviles ahorren alrededor de $100 dólares al mes para futuras reparaciones si su automóvil tiene más de 160,000 km.

El consejo común para los propietarios de bienes raíces es ahorrar al menos 1 a 2% del costo de su hogar cada año para trabajos de mantenimiento.

También puedes crear un fondo de amortización para administrar mejor los costos fluctuantes de tus gastos variables, como tu factura de agua o electricidad.

Durante los meses en que tus facturas son más bajas de lo normal, deposita el dinero extra en un fondo de amortización para que cuando tengas una factura más alta, puedas retirar esos ahorros.

Del mismo modo, puedes usar un fondo de amortización para cubrir gastos fijos si tus ingresos varían de un mes a otro.

Cuando ganes más dinero que el promedio, ahorra tus ganancias adicionales para que en meses menos rentables, puedas usar los ahorros para pagar tus facturas.

Contribuciones a tu fondo de amortización

Requiere un poco de matemáticas y algo de organización, pero no es difícil ahorrar usando fondos de amortización.

Para calcular cuánto contribuir, divide tu objetivo de ahorro total por la cantidad de tiempo que deseas ahorrar.

Por ejemplo, si deseas ahorrar $10,000 para Navidad durante diez meses, estarías ahorrando $1,000 cada mes.

Dado que los fondos de amortización generalmente cubren objetivos de ahorro a corto plazo, querrás poder acceder a su dinero fácilmente. Guárdalo en una cuenta de ahorros o en fondos de deuda a plazo de 28 días.

Aquellos que prefieren el método de sobres pueden mantener sus ahorros del fondo de amortización en efectivo.

Si administras tu dinero usando una aplicación de presupuesto, puedes configurar tus fondos de amortización digitalmente. El software actualiza el saldo para que sepas qué tan cerca estás de cada objetivo de ahorro. Prueba aplicaciones como Albo.

Priorizando múltiples objetivos de ahorro

Cuando comienzas a enumerar todas las cosas para las que estás ahorrando a corto plazo, administrar el dinero para todas ellas puede parecer abrumador.

Prioriza las necesidades, como los impuestos y tu factura de seguro anual, sobre los deseos, como vacaciones o días festivos.

Para reducir el número de fondos de amortización que necesitas, solo úsalos para ahorrar para gastos que superen un cierto umbral de costo.

Por ejemplo, crea un fondo de amortización para el campamento de verano de tu hijo si pagar los $500 adicionales al mes rompería tu presupuesto sin ahorrar por adelantado.

Pero no establezcas un fondo para el cumpleaños de tu hijo si sabes que puedes pagar $1,000 adicionales para regalos en un mes.

Además, sepas que no tienes que ahorrar para todo en una vez. Elimina las metas de ahorro menos costosas durante tres o cuatro meses en lugar de extenderlas durante un año entero.

Puedes tener diferentes objetivos de ahorro a corto plazo cada temporada. De esa manera no tendrás tantas “alcancías” para depositar dinero cada mes.

¿Acostumbras ahorrar para cubrir tus gastos grandes próximos, pero no sabías que se llama fondo de amortización? Me gustaría saber para qué más usas un fondo de amortización. Déjame tu comentario acá abajo.


También te puede interesar

Cómo hacer un presupuesto familiar

Fondo de ahorro para emergencias. Qué es y por qué es importante

Cómo hacer un presupuesto viviendo de propinas

5 consejos inteligentes que te ayudarán finalmente a cumplir con tu presupuesto

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete a nuestro boletín ahora!

>