21 julio

Fondo de ahorro para emergencias. Qué es y por qué es importante

0  comENTARIOS

Además de que debe de estar disponible en una cuenta de ahorro, el fondo de ahorro para emergencias sirve para subsanar gastos inesperados.

More...

¿Qué es un fondo de ahorro para emergencias?

Un fondo de ahorro para emergencias es una cuenta bancaria con dinero reservado para cubrir gastos grandes e inesperados, tales como:

  • Gastos médicos imprevistos
  • Reparación o reemplazo de electrodomésticos
  • Reparaciones mayores del automóvil
  • Y, lo más costoso de todo, el desempleo

¿Por qué necesito un fondo de ahorro para emergencias?

Los fondos de ahorro para emergencias crean un “amortiguador” financiero que te puede mantener a flote en un momento de necesidad, sin tener que depender de tarjetas de crédito o préstamos de alto interés.

Tener un fondo de ahorro para emergencias puede ser especialmente importante si tienes deudas, porque puede ayudar a evitar que te sigas endeudando.

De hecho, uno de los primeros pasos para salir de deudas es proporcionarte una opción para no endeudarte más.

¿Cuánto dinero debo tener en mi fondo de ahorro para emergencias?

La respuesta corta: hasta medio año de gastos.

La respuesta larga: la cantidad adecuada depende de tus circunstancias financieras, pero una buena regla general es tener suficiente para cubrir los gastos esenciales de tres a seis meses.

Si pierdes tu trabajo, por ejemplo, podrías usar el dinero para pagar tus gastos esenciales mientras encuentras uno nuevo.

O lo puedes usar para complementar tu seguro de desempleo, si es que tienes uno.

Comienza con poco, pero comienza.

¿Dónde guardo mi fondo de ahorro para emergencias?

En una cuenta de ahorro con una alta tasa de interés y que te tenga alta disponibilidad.

Debido a que una emergencia puede ocurrir en cualquier momento, tener disponibilidad inmediata del dinero es crucial. Pero la cuenta debe estar separada de tu cuenta bancaria que usas a diario, para que no estés tentado a echar mano de ese dinero.

Una cuenta de ahorro de alto rendimiento es un buen lugar para tu dinero. El dinero genera intereses y puedes acceder a él rápidamente cuando sea necesario, ya sea mediante retiro o transferencia de fondos.

¿Cómo crear un fondo de ahorro para emergencias?

Tómate un segundo y sueña conmigo: ¿te imaginas cómo sería no tener que pagar deudas y tener seis meses de gastos en tu fondo de ahorro para emergencias?

En serio, detente y piensa en cómo se sentiría la vida. Podrías respirar mejor con esa red de seguridad en su lugar, ¿no?

Un fondo de ahorro para emergencias es como un seguro: te cuesta algo de dinero por adelantado, pero te cubre cuando las cosas van mal.

Ahora que tienes esa imagen en mente, ¡comienza a poner tu fondo de ahorro para emergencias en su lugar!

De hecho, si el techo tiene goteras o la lavadora se descompone, no te sorprendas si terminas pensando, Eh, ¿cuál es la gran emergencia de todos modos?

¡Esa es la tranquilidad que viene al completar tu fondo de ahorro para emergencias! Convierte lo que hubiera sido una emergencia importante en solo un pequeño inconveniente.

1. Calcula el total que deseas guardar

Considera ahorrar seis meses de los siguientes gastos básicos:

  • Renta mensual o pago de hipoteca
  • Servicios públicos (luz, gas, agua, basura)
  • Comunicaciones (teléfono, celular, internet, cable TV)
  • Seguros (automóvil, médico, vida, casa)
  • Transportación (crédito automóvil, gasolina, transporte público)
  • Deudas (tarjetas de crédito, préstamos personales)
  • Comida
  • Otros gastos que consideres necesarios

2. Establece una meta de ahorro mensual

Esto te llevará a la costumbre de ahorrar regularmente y hará que la tarea sea menos desalentadora.

Una forma de hacerlo es transfiriendo el dinero automáticamente a la cuenta de tu fondo de ahorro para emergencias cada vez que te paguen.

3. Quédate con el cambio

Cuando recibas billetes de $20 y $50 pesos después de pagar con uno de $100 o de $200, guarda algunos de ellos en un frasco en casa. Cuando el frasco se llene, deposítalo en tu cuenta de ahorros.

Si no manejas dinero en efectivo, puedes probar una aplicación de ahorro móvil que separe tu dinero en diferentes objetivos fijados. Prueba Albo.

4. Transfiere dinero a tu cuenta de ahorros automáticamente

Si tu empleador te deposita directamente en tu cuenta de nómina, existe una buena posibilidad de que pueda ayudarte a dividir tu pago en múltiples cuentas corrientes y de ahorro para que cumplas con tu objetivo de ahorro mensual sin tener que el dinero siquiera llegue tu cuenta corriente o de nómina.

O bien, puedes programar transacciones automáticas para que una vez que hayas recibido tu pago, automáticamente se transfiera la cantidad programada a tu cuenta para el fondo de ahorro para emergencias.

5. Guarda tu devolución de impuestos

Una vez al año, tienes la oportunidad de que el Sistema de Administración Tributaria te devuelva impuestos después de deducir tus gastos permitidos y presentar tu declaración anual.

Guardarlo puede ser una manera fácil de aumentar tu fondo de ahorro para emergencias.

Cuando presentes tu declaración anual de impuestos, considera depositar tu reembolso directamente en tu cuenta de ahorros.

6. Evalua y ajusta tus contribuciones

Después de unos meses revisa tu cuenta para ver cuánto has ahorrado y realiza los ajustes pertinentes si necesitas agregar más.

Esto es especialmente importante si se te atraviesa un evento grande y costoso, como tu boda o una mudanza a una nueva ciudad.

Si ya tuviste una emergencia y utilizaste tu fondo de ahorro para emergencias, tienes que reemplazar el dinero gastado lo antes posible.

Al ahorrar, separa lo que es para emergencias y todo lo demás. De hecho, una vez que hayas completado tu fondo de ahorro para emergencias, es una buena idea comenzar con otra cuenta de ahorro para cosas irregulares pero inevitables, como mantenimiento de automóviles, vacaciones y ropa.

Si necesitas ayuda para mantenerte organizado, algunos bancos permiten a los clientes crear y etiquetar subcuentas para diferentes objetivos financieros.

¿Cuándo debo usar mi fondo de ahorro para emergencias?

No es suficiente saber cómo iniciar un fondo de ahorro para emergencias. También debes comprender qué califica como una buena razón para sacar dinero, y cuándo no debes usarlo.

Puede ser tentador ver miles de pesos en tu cuenta, pero evita usar ese efectivo a menos que sea una verdadera emergencia.

Una buena regla general es evitar gastar tu efectivo para emergencias en gastos que se pueden predecir, como el mantenimiento del automóvil, el pago anual de un seguro o la inscripción en un campamento de verano. Crea fondos de amortización separados para estos casos.

Para ayudarte a definir cuándo amerita echarle mano a tu fondo de ahorro para emergencias, contesta esta tres preguntas:

  1. 1
    ¿Es inesperado?
  2. 2
    ¿Es necesario?
  3. 3
    ¿Es urgente?

Cuanto más respondas que sí, más probable es que la situación en la que te encuentres sea una emergencia y justifique el uso del dinero de tu fondo de ahorro para emergencias.

Todos necesitamos ahorrar para lo inesperado. Tener algo en reserva puede significar la diferencia entre sobrevivir una tormenta financiera a corto plazo o endeudarse profundamente.

¿Y tú ya tienes tu fondo de ahorro para emergencias? Cuéntanos dejando un comentario acá abajo.


También te puede interesar

Presupuesto para principiantes en 5 pasos

¿Qué es ingreso pasivo?

¿Sabes cuál es tu situación financiera actual?

¿Cómo hacer una planeación financiera?

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡Suscríbete a nuestro boletín ahora!

Únete a las miles de personas que tomaron control de su vida. Da el primer paso y empieza a mejorar tus finanzas personales ahora. ¡No dejes que el dinero controle tu vida!

>