¿Tienes buenos asesores en tu equipo?

Por Alfonso | Educación Financiera

May 05

Puede una sola persona luchar contra un equipo de asesores?

Crees que el mejor jugador del mundo de fútbol, basket bol o béisbol pueda vencer él solo al equipo contrario? Así sea el mejor del mundo las probabilidades de lograrlo son nulas.

Lo mismo sucede cuando quieres invertir tu dinero o poner un negocio. Crees que podrás tu solo vencer al equipo de asesores de tu competencia? Lo más probable es que no.

Pues esto es lo que la gran mayoría de las veces sucede. La gente se lanza sola con todas las ganas y el optimismo del mundo a luchar contra los grandes equipos de asesores de las grandes corporaciones. Y peor aún, sin educación financiera alguna.

Al poco tiempo se dan cuenta que es una tarea casi imposible y se dan por vencidos.

Invertir tu dinero o crear un negocio es un deporte en equipo

Por tal motivo, una parte importante para poder hacer tus sueños realidad es obtener buen asesoramiento. Si sigues mal asesoramiento, puedes perder mucho dinero ̶ sin mencionar también la pérdida de tu valioso tiempo.

Con esto en mente, emerge la siguiente pregunta:

¿Cómo diferenciar entonces los malos asesores de los buenos asesores?

Todos los días te ves bombardeado con información de diferentes fuentes. Depende de ti decidir qué es importante y qué no. Especialmente cuando se refiere a tu educación financiera.

Para hacer esto, cada vez que escuches o leas algo nuevo, pregúntate a ti mismo:

¿Qué significa esto para mi?

Relaciona la información con tus metas y sueños específicos. Si no sabes, es momento de aprender más sobre el tema.

Y mientras investigas para encontrar más información en libros, internet, videos, eventos, etc., asesores de confianza (con vasta experiencia y conocimiento en el tema) te pueden proveer respuestas y darte una perspectiva completamente diferente sobre un tema.

¡Pero ten cuidado de los malos asesores!

Querrás obtener buenos consejos que te ayuden a obtener las respuestas y tomar buenas decisiones.

La respuesta a las siguientes preguntas te ayudarán a lograr esto.

¿Los asesores que consultas hacen actualmente lo que quieres hacer?

¿Qué tan seguido has tomado consejo de asesores financieros, amigos o familiares porque confías en ellos? Está bien, pero son estas personas exitosas en lo que quieres lograr? Saben ellos incluso lo que quieres lograr?

Muchos asesores financieros son pobres, pero se sientan atrás de un escritorio y dicen que van ayudar a incrementar las inversiones y la riqueza de sus clientes. Muchos consejeros de orientación te dirán que vayas a la universidad y que acabando te consigas un empleo trabajando para alguien más. Eso es todo lo que saben.

Pero qué tal si no necesitas un título universitario para hacer lo que quieres hacer? ¿Qué tal si no quieres trabajar para alguien más y quieres crear tu propio negocio?

Hay mucha gente a la que querrás evitar cuando se trate de conseguir un consejo. Busca personas que sean exitosas en lo que quieres hacer y que tengan experiencia y conocimiento en ese tema en particular.

¿Practican lo que predican?

Muchos asesores dan consejos y hacen completamente lo contrario para ellos mismos. Por ejemplo, muchos asesores financieros pueden promover un cierto seguro de vida o cierta inversión para ti. Pero la realidad es que ellos reciben una comisión cuando logran colocar alguno de estos programas y nunca lo comprarían para ellos mismos.

Otro ejemplo es un amigo sin título universitario o trabajo que te aconseja estudiar una maestría porque eso es lo que necesitas en este mundo para salir adelante. ¿En verdad tiene esta persona la experiencia y conocimiento para dar este consejo?

Cuando estés buscando buenos asesores, busca por personas que hacen lo que aconsejan. ¿Tu agente de bienes raíces invierte en bienes raíces exitosamente? ¿Tu asesor de negocios tiene un negocio exitoso?

¿Cuál es la fuente de su información?

Cuando los asesores te dan consejos, averigua:

  • ¿De dónde viene esta información?
  • ¿Son empleados por una compañía específica que promueve una inversión específica?
  • ¿Recomiendan productos o servicios de los cuales obtienen comisión?
  • ¿Adquieren beneficios por recomendar una inversión específica?

¿Cómo obtienen su paga los asesores?

Al hablar con un potencial consejero, averigua si esta persona solo está tratando de impulsar su propia agenda. ¿Te están tratando de vender algo?

Pregúntales cómo obtienen su paga, y obtendrás la respuesta. Si todavía no estás seguro, busca en el fondo de esa persona y en sus registros. ¿Practican lo que predican?

Confía en tus instintos

Una vez que hayas hecho estas preguntas, sabrás si estás hablando con buenos o malos asesores. Y si todavía no estás seguro, confía en tus instintos. Pregúntate si realmente confías en esa persona y en lo que están diciendo. Después, toma tu decisión.

Siendo cuidadoso de los consejos que tomas, estarás más cerca de alcanzar tus sueños financieros sin desperdiciar tu dinero, tiempo y esfuerzo.

>