5 razones por las que tu próxima idea de negocio va a fracasar

Cuántas veces nos pasa que nos llega a la mente una gran idea de negocio que estamos seguros va a ser un éxito, sin embargo a los dos días, o dos meses, la motivación detrás de esa gran idea simplemente se desvanece. A la semana siguiente leemos algo o alguien nos dice algo y otra nueva idea llega, pero ahora sí estamos seguros que esta es la buena, pero nos vuelve a pasar lo mismo, la idea no pasa a la siguiente etapa y el interés se pierde por completo.

Si podemos entender por qué pasa esto creo que podremos entonces prevenir y luchar contra ese momento de desmotivación y empezar a llevar las cosas al siguiente nivel. A continuación 5 razones por las cuales nuestro interés desaparece:

1. No vemos ningún resultado

ideas de negocioVivimos en un mundo que todo pasa muy rápido. La tecnología actual ha ayudado a que obtengamos lo que deseamos de manera rápida, basta un clic para realizar una búsqueda de información o para realizar una compra al otro lado del mundo. A las ideas les toma tiempo materializarse. Así que rendirse antes de que las cosas empiecen a suceder es una manera segura de matar grandes ideas de negocios.

Recuerda cuáles eran tus metas y por qué te motivaron tanto por primera vez. Una actividad que ayuda a no olvidarnos de nuestro “por qué” es poner en papel la ruta que tenemos que seguir para alcanzar nuestro objetivo. Escribir todos los pasos que tenemos que completar para darnos cuenta de que apenas estamos en el inicio, pero ver el objetivo y el camino que nos falta por recorrer nos motiva para seguir adelante.

2. No estamos seguros de lo que sigue

Esto pasa todo el tiempo, pero definitivamente no debe detenernos. Apenas nos topemos con el primer obstáculo tenemos que buscar maneras de superarlo, podemos simplemente investigar más o pedir ayuda a alguien que ya haya pasado por esto.

También podemos regresar a nuestros apuntes del punto anterior para ver cuál es el paso siguiente.

3. Simplemente ya no nos importa

Sea cual sea la razón, simplemente perdemos la visión de por qué lo estamos haciendo. Cuando de motivación se trate, esto es lo que podremos hacer:

  • Recuerda por qué tu idea de negocio te motivó tanto desde un inicio, visualiza cómo sería tu vida al final del túnel.
  • Lee libros o ve películas inspiradoras.
  • Mantén tus frases favoritas a la vista.
  • Platica con alguien más. Algunas veces sólo necesitamos que alguien nos diga que vamos por el camino correcto.
  • Toma un descanso. A veces trabajamos tanto que se nos olvida por qué lo estamos haciendo. Tómate uno o dos días libres, pronto recuperarás la motivación.

4. No estamos seguros de que nuestra idea de negocio sea tan buena como habíamos pensado

Piensa positivamente, los pensamientos dictan la realidad de nuestras vidas. Date cuenta que nunca vas triunfar si no lo intentas. ¿Qué es lo que peor que puede suceder?

5. Alguien más ya está haciendo algo similar, y parece mejor

Bien, alguien más te robó tu idea, o se le ocurrió primero que a ti. De cualquier manera no importa, aquí está el por qué:

  • El hecho de que alguien más esté haciendo algo similar a lo que habías pensado es algo bueno. Esto demuestra que es una buena idea y que se puede hacer dinero de ella, hay ya un mercado probado y es tiempo de que te unas a él.
  • ¿Haz notado cuántos restaurantes, por ejemplo, hay un una sola locación? Hay cientos de ellos en cada población. El punto es que no necesitas una idea única para triunfar. Si hay la necesidad de algo, siempre habrá lugar para más opciones y soluciones en el mercado.
  • Finalmente, todo lo que tienes que hacer es hacer tu idea de negocio mejor. Piensa un poco en por qué la gente te escogería a tí en lugar de a la competencia.

Espero estés de acuerdo que mantenernos en curso y superar los obstáculos que se nos vayan presentando es la clave para cualquier negocio. Finalmente tu recompensa llegará y la luz al final del túnel aparecerá. Ya lo dice la frase “mientras más trabajo, más suerte tengo”.

>
Scroll to Top