El riesgo de ser el primer franquiciatario

primer franquiciatario

Si bien ser pionero de un modelo de negocios puede sonar atractivo, es importante evaluar los pros y contras. Existe la percepción general de que las franquicias nuevas son negocios jóvenes, pero en realidad existen tres tipos, cuyo común denominador es la búsqueda de inversionistas sin tener aún resultados comprobables.

Descubre cuál es el grado de riesgo de cada categoría y qué preguntas debes hacer al franquiciante antes de adquirir su concepto:

1. Empresa madura, nueva como franquicia

La firma cuenta con experiencia y un número de unidades propias. Sus directivos conocen bien el negocio y han solucionado los problemas de operación. Sólo falta hacer la transición y aprender a trabajar con franquiciatarios, en lugar de empleados –dos cosas muy diferentes–. Este tipo de franquicia es la que menos riesgo representa, aunque el proceso de desarrollo puede ser desafiante.

Preguntas para el franquiciante: ¿En qué se diferencian sus programas de formación de nuevas franquicias a los de capacitación de nuevos empleados? ¿Qué sistemas de apoyo ofrece a los inversionistas, tales como manuales, DVDs o cursos en Internet? ¿Está dispuesto a tratar a los franquiciatarios como dueños del negocio (al adquirir los derechos de uso de la marca)?

2. Compañía experimentada que está renovando su modelo

La realidad es que la mayoría de las empresas cambia su concepto sólo cuando está en problemas. La crisis puede ser una de las razones. Y si bien la marca puede tener un gran estatus y experiencia operativa sustancial, existen pocas garantías. Por lo que en este caso necesitas evaluar el riesgo con cuidado.

Preguntas para el franquiciante: ¿Qué argumentos fundamentan que la propuesta del nuevo modelo va a funcionar mejor que el anterior? ¿Cuántas unidades del concepto original han fracasado en los últimos dos años? ¿Cuáles son los cambios hechos en la estrategia de marketing?

3. Empresa joven, nueva como franquicia

Así es como la mayoría de las grandes cadenas inició, como Ray Kroc de McDonald’s o Fred DeLuca de Subway. Sin embargo, ésta es la categoría más riesgosa, debido a que por cada historia de éxito, hay docenas de fracasos. Recuerda que ser una nueva franquicia dentro de un sistema joven implica pasar por la curva de aprendizaje propia y de los franquiciatarios. Por tanto, lo recomendable es elegir una franquicia experimentada o esperar a que el modelo esté probado.

Pero si decides sumarte a una marca que recién comienza a franquiciar, las recompensas de ser pionero incluyen tanto mejores condiciones económicas de inversión como una relación íntima con los dueños de la marca.

Preguntas para el franquiciante: ¿Los directivos tienen experiencia en el desarrollo de una franquicia o están trabajando con un consultor especializado? ¿Cuenta con reservas económicas suficientes para enfrentar el periodo inicial de prueba? ¿Cuántas personas hay en el área de asistencia técnica y cuál es su experiencia? Sumarte a una marca que recién franquicia implica aprender y crecer junto con ella.

About The Author

Alfonso Meneses

No soy rico y no me he retirado aún, pero de una cosa estoy seguro, no quiero terminar mis últimos años con la necesidad de seguir trabajando o dependiendo de una pensión para sobrevivir. Para poder lograrlo primero tengo que cambiar mi forma de pensar y en consecuencia de actuar, de eso se trata este blog y es lo que me gustaría compartir con uds. para que juntos emprendamos este viaje.

2 Comments

  • Miguel

    Reply Reply 20-Dic-12

    Hola

    Acabo de conocer tu página y es increíble, una de las más interesantes que he visto hasta ahora sobre negocios y como ser rico gracias a crear tu propio negocio.

    Sigue así, no dejes de actualizar.

    Un saludo y muchos éxitos. 

Leave A Response

* Denotes Required Field