El cuadrante del flujo de dinero

El Cuadrante del Flujo de Dinero es un concepto desarrollado por Robert T. Kiyosaki en su serie de libros “Rich Dad Poor Dad”. Este cuadrante describe de manera concisa y clara las cuatro formas de generar ingreso. Todos, absolutamente todos, caemos en por lo menos uno de ellos, de ahí la importancia de saber en cuál de ellos estamos y a cuáles otros nos debemos mover para poder alcanzar nuestra libertad financiera.

Las siglas corresponden a las siguientes definiciones:

E – Empleado, cuando tu trabajas para alguien más.
A – Autoempleado, cuando tu eres dueño del trabajo.
D – Dueño de negocio, cuando eres dueño de un negocio y los demás trabajan para ti.
I – Inversionista, cuando tu dinero trabaja para ti.

Es importante aclarar la diferencia entre A y D, porque mucha gente A cree que tiene un negocio, cuando en realidad ellos son el negocio. Una forma fácil para distinguir entre A y D es que si un A deja de trabajar el dinero deja de ingresar, mientras que un D se puede ir por un año y al regresar encuentra el negocio aún más próspero de cuando se fue.

Si eres un E (empleado):

educacion-financieraCuando oyes la palabra “seguridad” te llega un sentimiento de tranquilidad. La palabra “seguridad” es usada frecuentemente en respuesta al sentimiento de miedo.

Si una persona siente miedo, entonces la necesidad de seguridad se convierte en tema de conversación. Cuando se trata de dinero y trabajo, hay mucha gente que simplemente odia el sentimiento de miedo inherente a la incertidumbre económica, por eso el deseo de seguridad.

Si eres una E, la palabra “beneficios” significa que también te gustaría tener alguna clase de recompensa adicional, una compensación extra que esté asegurada y bien definida, como puede ser un seguro de gastos médicos mayores o un plan de retiro. El punto es que te quieres sentir seguro y lo quieres ver por escrito. La incertidumbre no te hace feliz, la certidumbre si. Tu razonamiento interno dice: “Te doy esto…. pero a cambio tu me prometes esto”.

Como E, quieres satisfacer tu miedo con algún grado de certidumbre, por lo que buscas seguridad y buenos contratos cuando de empleo se trata. Es cierto cuando dices “el dinero no me importa”, para ti la idea de seguridad es más importante que el dinero. Los empleados abarcan desde el puesto más bajo en una empresa hasta el presidente de la misma, ser empleado no se refiere a lo que hagas, sino del contrato que tienes con la persona o compañía que te contrata.

Si eres un A (autoempleado):

Eres un “hazlo tu mismo”. Cuando a dinero se refiere a un A no le gusta que su ingreso dependa de otra persona. Si trabajan duro esperan que se le pague bien, también entienden que si no trabajan duro no merecen que se les pague mucho. No les gusta que la cantidad de dinero que ganan sea dictada por alguien más, o por un grupo de personas que no trabaje tan duro como ellos.

Un A responde al miedo diferente que un E. Un A no responde al miedo buscando seguridad, responde tomando el control y haciendo las cosas por sí mismo. Cuando se trata de miedo y riesgo financiero les gusta “tomar al toro por los cuernos”.

En el grupo de los As encontramos desde agentes de ventas que ganan por comisión hasta dueños de pequeños negocios como tiendas de menudeo, consultores, restaurantes, agencias de viajes, talleres mecánicos, terapeutas, plomeros, carpinteros, electricistas, estilistas de pelo, artistas, etc.

Para este grupo el dinero no es lo más importante sobre su trabajo. Su independencia, la libertad de hacer las cosas como a ellos les gusta y ser expertos respetados en su campo es más importante que el dinero. Tienen dificultad para contratar a alguien más para que haga lo que ellos hacen porque, en su interior, nadie lo puede hacer tan bien como ellos. Por eso dicen “es tan difícil conseguir ayuda en estos tiempos”.

Si eres un D (dueño de negocio):

Un D es opuesto a un A. ¿Por qué? Porque en lugar de hacer las cosas ellos mismos les gusta rodearse de gente más lista que ellos de todas las categorías: E, A, D e I. Contrario a la A que no le gusta delegar, al D le encanta delegar. Los D conocen tanto las habilidades de liderazgo como las habilidades técnicas del negocio.

Los D son dueños de sistemas, no de trabajos. Por eso cuando se van de vacaciones siguen ganando dinero. Para ser exitoso en este cuadrante necesitas ambos:

Propiedad y control de los sistemas
Habilidad de liderar gente

Si eres un I (inversionista):

Haces dinero con dinero. No necesitas trabajar porque tu dinero trabaja por ti.

El cuadrante I es el patio de juego de los ricos. Sin importar de qué cuadrante la gente haga su dinero, si algún día quieren ser ricos, tendrán que terminar en este cuadrante. Es en este cuadrante en donde el dinero se convierte en riqueza.

Para ser una persona rica necesitas moverte al lado derecho del cuadrante, muy pocas personas pueden hacerse millonarias en el lado izquierdo. Para ser exitoso en el lado derecho se necesita otra mentalidad y otras habilidades. Si eres suficientemente flexible para cambiar tu forma de pensar y adquirir nuevas habilidades, te encontrarás en el proceso de adquirir seguridad y libertad financiera fácilmente.

About The Author

Alfonso Meneses

No soy rico y no me he retirado aún, pero de una cosa estoy seguro, no quiero terminar mis últimos años con la necesidad de seguir trabajando o dependiendo de una pensión para sobrevivir. Para poder lograrlo primero tengo que cambiar mi forma de pensar y en consecuencia de actuar, de eso se trata este blog y es lo que me gustaría compartir con uds. para que juntos emprendamos este viaje.

3 Comments

Leave A Response

* Denotes Required Field